Curiosidades tecnológicas, cuentos cortos para adultos, libros de cuentos . Escríbenos a:
cuentistasdegotiasan@gmail.com

(1050) GHOSTING: "DESAPARECER" COMO MANERA DE TERMINAR LAS RELACIONES

 www.urgente24.com

El ghosting es una práctica común entre los jóvenes para terminar con una relación de pareja. Uno de los dos decide desaparecer y no comunicarse más: no responde mensajes de texto, de Whatsapp, ni llamadas telefónicas. La cruel forma de desaparecer sin dar explicaciones.



Ghosting hace referencia a la forma que eligen muchos millennials para terminar sus relaciones. El término viene de 'Ghost' que en inglés quiere decir 'fantasma'. Y es que de eso se trata: desaparecer para terminar con una relación.
Quien practica el ghosting desaparece de todos lados. Deja de hablar  por las redes sociales  -su principal herramienta de comunicación-  y hasta llega a bloquear en Whatsapp. Los llamados por teléfono también dejan de atenderse.
Sin explicaciones, desaparecen de la vida del otro y se convierten en fantasmas.

Tal es la nueva moda de los jóvenes, que fue elegida como una de las palabras de 2015 por el diccionario británico Collins.
Ahora se le pone nombre a una técnica que ya muchos conocen, sea porque la utilizaron o porque la sufrieron.

En 2014 la compañía YouGov realizó una encuesta para el Huffington Post en la que el 11% de los encuestados confesó haber hecho ghosting a alguien, mientras que un 13% dijo haber sido víctima de esta práctica.
La revista Elle hizo una encuesta entre sus lectores. Un 26% de las mujeres y un 33% de los hombres contaron que fueron víctimas del ghosting,  pero que también lo hicieron.

Quienes eligen recurrir al ghosting evitan tener que hablar y poner las cosas en claro. No tienen que dar explicaciones sobre por qué no quieren seguir manteniendo una relación.

El Huffington Post publicó el artículo en 2014 'Ghosting: El problema de las relaciones del siglo XXI del que todo el mundo habla, pero nadie sabe cómo enfrentarlo'.
En el mismo se habla sobra las ventajas que traen las nuevas tecnologías a la hora de querer terminar una relación, ya que permiten bloquear, borrar o ignorar a la otra persona.

La sexóloga Logan Levkoff explicó en esta nota: “Es bueno ser capaz de decirle a alguien: ‘Oye, me encantó conocerte, pero no creo que esto vaya a crecer más románticamente’”.

En el sitio Gurl.com de adolescentes, Caitlin Corsetti recomendó: “Bajo ninguna circunstancia bombardees a un ‘ghost’. Si no está respondiendo los mensajes ni las llamadas, no sigas escribiendo ni llamando, porque eso lo empujará más lejos todavía. En cambio, toma distancia por tu cuenta. Si aparece de nuevo, podrás preguntarle directamente qué pasa y por qué parecía estar tan distante”.


La profesora de sociología Sherry Turkler del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) manifestó en una entrevista con el Huffington Post que "el ghosting es algo casi único del mundo online".
Y agregó: "Con las nuevas tecnologías nos hemos acostumbrado a deshacernos de la gente simplemente no respondiendo. Y eso empieza con los adolescentes, que crecen con la idea de que es posible que le envíen a alguien un mensaje de texto y que no reciban nada por respuesta".

Otro término que describe la situación actual que viven las parejas es el 'benching'.  En esta práctica, no se le deja de hablar a la otra persona para no descartarlo, pero tampoco se avanza en la relación.

'Zombing' es otra expresión que sigue la misma línea de las dos  anteriores. Describe a aquellos que aparecen muy de vez en cuando. Un like en Facebook o Instagram, o un mensaje por Whatsapp son signos de que la persona aparece cuando tiene ganas.

El problema es que todas estas prácticas tienen consecuencias en quien las padece.

La psicóloga Jennice Vilhauer explicó en un informe publicado en Psychology Today :
"Lo más particular de este fenómeno es que las víctimas no tienen idea de cómo reaccionar ante el 'ghosting'. Se genera un escenario de ambigüedad en el que la víctima no sabe si la otra persona sufrió algún accidente, si está enojada o si simplemente está ocupada. Y encima, ese desprecio logra que la víctima empiece a cuestionarse sobre sus propios comportamientos sin indicio alguno de haber hecho algo mal".

Por otro lado, el que practica el ghosting siente frustación y culpa por la forma en que se manejó con su pareja, ya que no se animó a enfrentar la situación. Tampoco conoce la forma en que reaccionó la otra persona ante la desaparición.

Vilhauer afirmó:
"Lo único que demuestra el 'ghosting' es que la otra persona no tiene el coraje para afrontar la ambivalencia de los sentimientos de los dos integrantes de la relación. Sin decir nada, la frase que envían es: 'no tengo lo que se necesita para mantener una relación madura contigo'".


0 comentarios: