Curiosidades tecnológicas, cuentos cortos para adultos, libros de cuentos . Escríbenos a:
cuentistasdegotiasan@gmail.com

(962) ¿QUÉ ES LO QUE ASUSTA DE ENVEJECER?

 Mary Beard- Especial para la BBC

 Según la mitología griega, la diosa Eos se enamoró de Titono. Estaba tan ciega por él que acudió a Zeus, el rey de los dioses, para pedirle que hiciera inmortal al príncipe troyano. Zeus aceptó; aunque Eos fue tonta: había pedido vida eterna a su amante, pero se le olvidó pedir por eterna juventud. El resultado fue que Titono envejeció y envejeció, y nunca murió.


 La primera vez que me topé con esta historia, lo tomé como una moraleja sobre las dificultades de lidiar con los poderes de Zeus.

Si le solicitas un favor al rey de los dioses, ten mucho cuidado en pedir exactamente lo que deseas.

Ahora, a mis 59 y tanto años, quizás no sea de sorprender que vea este cuento de Titono como una parábola de la edad mayor y de las varias formas que puede tomar.
Nos recuerda que hay un mundo de diferencias entre ser una persona de mayor edad vibrante y el degradante estado de dependencia.

Para la mayoría de nosotros, la preocupación de envejecer no es realmente sobre el paso de los años y sus síntomas menores  (el engrosamiento de las uñas, las rodillas que crujen o  -como descubrí hace poco-  la incómoda verdad de que ya no es muy sabio intentar saltar un muro de un metro).

De hecho, algunas de estas características pueden tener sus beneficios.
No me importa pasar desapercibida delante de unos obreros. Y por cada mujer que se deprime por la menopausia, hay otra como yo que se siente liberada de la idea de tener que volver a lidiar con calambres o tampones.

Lo realmente preocupante es la idea de lo que nos puede pasar si pasamos al lado oscuro, al lado de Titono, a un mundo de incapacidad, indignidad e incontinencia.

Para ponerlo en otras palabras, hay dos caras de la "edad avanzada".
Una es la que todavía se puede disfrutar con una relativa salud.
La otra es el largo descenso hacia la muerte, que cada vez más de nosotros lo sufre; una larga y "terrible edad mayor" como mi poeta ancestral griego del siglo VII A.C. lo describe.

¿Los mismos errores?
No puedo evitar pensar que parte de la profesión médica moderna ha cometido el mismo error que la diosa Eos.
¿Por qué rayos, cuando tantos doctores desean una muerte rápida de un infarto fulminante, gastan tantos esfuerzos (y dinero) en evitar que sus pacientes tengan exactamente eso, y nos condenan a la pesadilla de la vejez decrépita?

La semana pasada estas dos caras de la vejez fueron capturadas vívidamente. Por un lado un blogero lanzó una campaña de "Cómo lucir atractivo a los 100", algo así como "90 son los nuevos 70".
Es poco probable que llegue a los 100, pero si alcanzo esa edad, espero tener algo mejor que hacer que preguntarme si me veo "atractiva".
Y por el otro lado son muchos los artículos y programas de televisión sobre las cosas terribles  –y algunas veces inaceptables-  que ocurren en las “casas de cuidados” para ancianos.
No creo que alguien pueda ver estos programas sin sentirse avergonzado al ver llorar a gente mayor porque nadie los lleva al baño o siendo ridiculizados, golpeados y abusados.

Como historiadora, creo que en unos cientos de años verán nuestro tratamiento al anciano del siglo XXI como una gran mancha en la cultura. Algo así como los manicomios del siglo XVIII.
Habrá muchos libros y tesis doctorales sobre cómo y por qué lo hicimos tan mal.
Las luces no estarán sólo en los cuidadores, sino en todos nosotros; en los lectores y la audiencia que se enteran de estas historias y las deploraron.

Está claro que, desde la seguridad de nuestras salas, nos gusta pensar que si fuéramos nosotros los cuidadores, seríamos consistentemente amables con los frágiles ancianos, no abusaríamos o golpearíamos.
Pero, ¿podemos estar tan seguros? La demencia es un buen punto.

Lado  cruel
La opinión popular, saneada, de esto la ha hecho un trastorno sutil:  quienes la sufren están "confundidos", un poco tontos, que viven en el pasado, con hadas o en otro planeta.
Algunos en verdad son así, y espero que así sea como me toque a mí, si ese es el caso.

Sin embargo, esta enfermedad tiene un lado cruel. Como sabemos, otros se vuelven más agresivos y más difíciles de cuidar que lo que puede encerrar el adjetivo de "desafiante".



Muchos padres saben lo que es "perder la compostura" con sus propios hijos. Los aman, son hermosos, y aun así hay veces que le gritan con mucha rabia o le dan una bofetada (incluso sabiendo que no deberían).

Claro está que no deberíamos comparar el cuidado a las personas mayores con el de los más pequeños. Pero me pregunto si muchos de nosotros  -que no siempre mantenemos la calma con nuestros amados hijos-  podría trabajar en una casa de cuidados y no decir o hacer algo ocasionalmente  (de lo que nos arrepintamos)  hacia unos residentes algunas veces muy difíciles.

En la descripción del trabajo de estos cuidadores, suelen buscar a alguien
 "que logre tanta independencia como sea posible en todas los aspectos de sus vidas", 
que los "ayude a identificar y elegir sus necesidades de apoyo", 
que "conozca cómo tratar al paciente con respeto y dignidad", y 
que "entienda los derechos del individuo para que le respete sus deseos", etc.
Esto me suena a que están buscando un santo por muy poco salario.

Si esta es la situación, ¿hay un mejor futuro? ¿Habrá una solución obvia cuando en unos cientos de años salgan todos esos libros y ensayos?
Sólo podemos esperar que así sea.

Estaría bien pensar que cuando la llamada "edad avanzada" sea un tercio de la población, el puro poder popular hará la diferencia.
No obstante, el hecho es que cuando muchos de nosotros lleguemos a ese frágil estado, no estaremos en condiciones de hablar, como nos recuerda esa larga no muerte de Titono.


Mary Beard, considerada la "clasicista británica más conocida", es profesora de la Universidad de Cambridge, miembro del Newnham College y profesora de literatura ancestral de la Academia Real de las Artes.

VOLUMEN 7 - "CUENTOS DE GOTIASAN"



Estamos distribuyendo en varios tomos de "Cuentos de Gotiasan"  -sin seguir un criterio específico para ello-  los relatos de nuestra autoría que, desde Febrero del año 2009, hemos venido publicando en Scribd. 

El objetivo es poner los distintos Tomos de relatos escritos a disposición gratuita del público que quiera descargarlos desde el link:
Volumen 7 - "Cuentos de Gotiasan"

Desde Gotiasan, para ustedes: el Tomo 7  de los Cuentos

(961) LLEGA EL ASESOR DE LAS INTERACCIONES ONLINE

www.tendencias21.net
Patricia Pérez

Crean un software que actúa como un detector de confianza ante posibles amenazas en Internet

Ya sea por motivos personales o laborales, cada vez son más las interacciones que se producen en el ámbito online. Pero, ¿cómo saber si se puede confiar en la persona que está al otro lado?
Un equipo de investigación de la Universidad Estatal de Florida, en Estados Unidos, ha creado un software capaz de valorar el carácter de una persona e identificar posibles conductas peligrosas, mediante el análisis de la comunicación online.
  

La aplicación podría ser útil para mantener la confidencialidad en las comunicaciones de las fuerzas de seguridad. Fuente: Ejército de EEUU/ Flickr

Los entornos de trabajo son cada vez más virtuales, con empleados de cualquier parte del mundo colaborando en un mismo proyecto. Lo mismo sucede en las relaciones personales, donde la variedad cada vez mayor de redes sociales ha abierto la posibilidad de compartir aficiones, intereses o debates con personas de casi cualquier rincón del planeta. Personas con las que interactuamos, en la mayoría de los casos, únicamente a través de la red de redes. 

En situaciones como ésta, lo único que podemos hacer es tratar de entender sus patrones de comunicación para entender su comportamiento informacional.
Sin embargo, esos patrones pueden variar, al igual que su conducta, pasando desapercibidos.

Shuyuan María Ho, profesora asistente en la Facultad de Comunicación e Información de la Universidad Estatal de Florida, en Estados Unidos, y experta en seguridad cibernética, ha creado un software capaz de valorar el carácter de una persona e identificar posibles conductas peligrosas. 

Su trabajo ha sido recompensado recientemente con una beca de la Fundación Nacional de Ciencia (NSF) estadounidense para poner a prueba las posibilidades de comercialización del producto en los próximos seis meses.
En un comunicado de la Universidad, la profesora explica que están investigando la viabilidad comercial de una tecnología que actúa como un detector de confianza basándose en el análisis de comunicaciones online. 

Y es que son muchas las corporaciones, organizaciones gubernamentales, e incluso gente particular, que se comunica diariamente en el ciberespacio. Muchos de ellos sin haber tenido nunca una reunión cara a cara o incluso a través del teléfono.
"A veces los conoces, otras no", subraya Ho. Por tanto, si nunca ha existido un contacto personal, la única prueba sobre la que se basa la confianza depositada es la comunicación online.

Aprendizaje  automático 
A través de una investigación anterior sufragada también por la NSF, Shuyuan María Ho  y un equipo de investigación de la Universidad de
Cornell simularon un entorno de juegos online para representar diferentes tipos de amenazas, como el fraude, el engaño y la traición.
"Este tipo de comportamiento es bastante predecible en base a las señales del lenguaje que somos capaces de identificar", subraya Ho. 

Con esos resultados, la investigadora ha desarrollado una aplicación de software que analiza la comunicación humana en base a conversaciones y comportamientos online que pueden delatar la intención de una persona.
"Esta aplicación se puede entender como una herramienta de inteligencia artificial para detectar cambios en la motivación y la confianza de los usuarios", advierte Ho. 

Mediante diferentes mecanismos, el sistema crea un perfil de usuario estadístico y aprende sobre sus patrones de comportamiento informacional, basándose para ello en el lenguaje y el diálogo con otros usuarios en su interacción en medios sociales. 

La aplicación podría ser útil para fuerzas de seguridad, militares, agencias de defensa y organismos gubernamentales, así como para grandes corporaciones como Microsoft o Google, con el fin de mantener a buen recaudo sus secretos comerciales o la propiedad intelectual. 

El nivel de confianza de una persona puede cambiar, por lo que se trata de una relación muy dinámica.
"No es como una autorización en la que se verifican los antecedentes de alguien y esa persona se queda en la misma posición durante 10  ó  20 años sin ningún cambio”, advierte Ho.
El nivel de confiabilidad de una persona puede cambiar y variar considerablemente, por lo que es más importante realizar un seguimiento y detectar si es una persona estable incluso antes que ponerle cara.


(960) SI QUIERES QUE ALGUIEN SE ABRA, HAZLE REÍR

www.tendencias21.net

 Un estudio constata que la risa fomenta el desarrollo de relaciones
Si quieres que alguien se abra, hazle reír. El hecho de compartir risas hace que las personas se predispongan a hablar a otros sobre sí mismas, sin siquiera ser conscientes de que lo están haciendo, ha revelado un estudio de la University College de Londres, en el Reino Unido; y cuyos resultados aparecen en la revista Human Nature. 
 «Charlie Chaplin» de P.D Jankens - Fred Chess.

Disponible bajo la licencia Dominio público vía Wikimedia Commons.


En una investigación previa se había constatado ya que la mejor risa para hacer amigos es la de la burla, aunque eso sí, debe estar bien dirigida.

El acto de abrirse verbalmente a alguien es una de las bases de la construcción de nuevas relaciones, así como de intensificación de los lazos sociales ya existentes.

Este tipo de "autorrevelación" puede ser de naturaleza muy sensible (por ejemplo, sobre convicciones religiosas o temores personales), pero también de naturaleza más superficial, como cuando contamos chismes o hablamos de nuestra comida favorita. 

Características  del  estudio
Para investigar el papel y la influencia de la risa en la socialización humana, Gray y sus colaboradores reunieron a 112 estudiantes de la Universidad de Oxford, en Inglaterra, y los dividieron en grupos de cuatro.

Los estudiantes no se conocían entre sí y vieron un video de 10 minutos juntos, sin comunicarse unos con otros. 

Los videos diferían en la cantidad de risas que provocaban y en la cantidad de sentimientos positivos o emociones que suscitaban.
Uno de ellos incluía imágenes de una comedia, otro exponía una clase de golf ; y el tercero  era un episodio de un documental de naturaleza de la BBC.

A continuación, los científicos midieron los niveles de risa y el estado emocional de los participantes después de ver el video. Cada miembro de cada grupo también tuvo que escribir un mensaje a otro participante, con el objetivo de que se conocieran mejor unos a otros.

Resultados  obtenidos
Ocurrió que los participantes que habían reído juntos viendo el primer vídeo compartieron información significativamente más íntima con sus compañeros que los individuos que vieron los otros videos.

Gray sugiere que esto no es sólo porque los primeros compartieron una experiencia positiva, sino también debido a la fisiología de una buena risa: esta provoca la liberación de la llamada "hormona de la felicidad", la endorfina, similar a los opiáceos en su efecto analgésico y de sensación de bienestar.

Curiosamente, las personas que revelaron esa información más íntima rara vez fueron conscientes de que lo habían hecho. Sólo el receptor de tales mensajes se dio cuenta de ello.

"Esto parece estar en línea con la idea de que la risa está vinculada específicamente a fomentar comportamientos que favorezcan el desarrollo de relaciones", explica Gray. "Estos resultados sugieren que la risa debe ser un tema serio para los interesados ​​en el desarrollo de las relaciones sociales", concluye el investigador.

La mejor risa para las relaciones sociales
Un estudio previo, realizado en 2013 por investigadores de la Universidad de Tubinga (Alemania), matiza aún más estos resultados, al señalar el tipo de risa que mejor nos viene para fomentar nuevas relaciones sociales.

Al parecer, distintos tipos de risa activarían distintas partes del cerebro, por lo que no todos ellos valen igual para tal fin.
Por ejemplo, la risa de las cosquillas no nos valdría, pues extrañamente activa la parte del cerebro ocupada de los sonidos, que es poco importante desde un punto de vista social.

En cambio, como cualquiera puede intuir, la risa de burla o la de alegría activan aquellas zonas del cerebro más relacionadas con las relaciones sociales. Aunque, como advirtieron entonces los investigadores alemanes, nunca se debe olvidar que "reírse de alguien y reírse con alguien provocan diferentes consecuencias sociales".
 
Referencia bibliográfica:
Gray, A.W. et al. Laughter's Influence on the Intimacy of Self-Disclosure. 
Human Nature (2015). DOI 10.1007/s12110-015-9225-8.




(959) COLLEGE STUDENTS: ARE YOU MAKING THESE 9 MONEY MISTAKES?

By Allison Martin
www.huffingtonpost.com
  


When you were packing to leave for college, how many times did financial management cross your mind?
Let me guess; probably not many.
More than likely, you were too busy listening to everyone telling you to be safe, stay away from trouble and to study hard.


But what about the money talk?
This topic is typically put on the back burner, although, according to Credit.com, 7.2 % of college students drop out as a result of debt or financial pressures.

And it doesn’t help that a lot of students are financially illiterate, despite strong public support for teaching personal finance in school.
“Yet just four states require a stand-alone personal finance course in high school and just 13 require money management instruction as part of some other class,” Time says.

Are you being wise with your finances?
Here are signs that you may be doing otherwise:

1. You’re enticed to sign up for credit cards
While the Credit Card Act placed restrictions on access to credit cards by those younger than 21 and also put some limits on credit card marketing on campus, students are still being enticed to sign up for credit cards.

Says LearnVest:
Despite new regulations, predatory debit and credit card marketing to college students is still a major issue. Almost 900 colleges have lucrative debit and credit card partnerships with financial firms, according to new findings by the U.S. Public Interest Research Group, enabling banks to target and profit from over 9 million students across the nation.
I fell for the trap of signing up for a credit card in exchange for a freebie in my freshman year. A local sub shop, which was fairly costly but popular among the student body, partnered with a major credit card issuer to offer a free combo in exchange for signing up for a brand-spanking-new shiny piece of plastic.

2. You’re spending like there’s no tomorrow
With college comes newfound freedom and, for many, poor spending habits. It is all too common for students to exhaust all the funds allocated to them for the semester way before the semester ends because they fail to budget properly.
Others have a reckless disregard for managing their money and spend like money grows on trees.

Regardless of which category you fall into, you should instead seek out bargains on things you need. For instance, many campuses offer events that serve free food.
Also, inquire about student discounts when you are making a purchase. Find ways to save on textbooks.

3. You’re falling victim to the minimum-payment trap
If you think that paying the minimum on a credit card with a high balance will suffice, you’re sadly mistaken. You’re going to end up spending way more than the items’ original purchase price because of interest, and the bill could take years to pay off.
Your credit card statement will tell you how long it will take if you pay only the minimum due.

4. You’re taking out emergency student loans
Does the purchase you are looking to make really constitute an emergency?

An acquaintance of mine once took out an emergency loan to make a small down payment on a car. The only problem was that the car was not a necessity: she already had a car that was only a few years old. She just wanted to ride in style. It ultimately ended up costing her way more than she’d bargained for when she graduated with a number of “emergency loans” under her belt and struggled to find decent employment for almost a year.

5. You’re borrowing from private financial institutions
Many private lenders offer student loans that are unsubsidized, which means they accrue interest from Day One. Unlike federal loans, they may also require that you make payments while you are enrolled, and your interest rate may be variable and will depend on your credit score.

Forbearance and deferment are usually not an option for private student loans. If this is a last resort, be sure to proceed with caution. Check out the comprehensive comparison chart made by the U.S. Department of Education.

6. You’re enrolling for an extended period of time
As tough as the real world can be, we all must face it some day. But many students beg to differ and use college as a buffer. The problem with this approach is that the federal government will offer you only so much aid before it cuts you off, and you will have to turn to private lenders for funding.

Even if you’re in graduate school to get ahead or because you can’t find a job, always perform a cost-benefit analysis and plan ahead, because things won’t just magically work themselves out.

7. You’re being reckless with confidential information
You may trust your roommate or study buddy, but what about all the other strange folks roaming around college campuses?
The bottom line is that you should not be so quick to trust anyone with confidential information about your finances because of the risk of identity theft.
See “10 Reasons You’re a Target for Identity Theft.”

8. You’re signing up for “free” banking with hidden fees
A lot of the banking products out there designed for college students are a nightmare waiting to happen. Read the fine print before you sign up.
Banks have dozens of fees that may not be apparent to you until you have to pay them.

9. You’re exercising the cash advance option on your credit card
It may not seem like such a bad idea to use a cash advance from your credit card if things get a little tight. But cash advances come with a standard fee of as much as $35 or 3 percent to 5 percent of the total amount. Also, they often have higher interest rates than your card, and the interest starts accruing immediately, leaving you without a grace period to pay off the balance.

Bottom line:
Don’t let your newfound freedom overshadow your financial responsibility.

Otherwise, your temporary pleasure will soon be converted to long-term pain in the form of exorbitant debt balances, the possibility of poor credit scores and the stress that will accompany both.

(958) ¿POR QUÉ EL CEREBRO NOS ENGAÑA?

www.elpais.com

Nuestra mente nos hace trampas a la hora de tomar decisiones económicas
Te dan 100 euros y la opción de guardarlos o apostarlos. Si aceptas el reto, se lanza una moneda. Si sale cara, pierdes 100 euros y si sale cruz, ganas 250. El juego prevé 20 turnos. ¿Te atreves?
Aunque es mucho más probable que aceptando el desafío se acabe obteniendo una cantidad superior al importe inicial, aquellos que prefieran no arriesgarse pueden ampararse detrás de una justificación algo insólita, pero totalmente verídica: "Mi cerebro me ha engañado".



Matteo Motterlini, profesor de Filosofía de la Ciencia en la Universidad Vita-Salute San Raffaele de Milán y director del instituto Cresa (Centro de Investigación en Epistemología Experimental y Aplicada), utiliza este sencillo ejemplo para explicar que “la mayoría de las personas   -el 60% de los encuestados-   se porta de manera irracional, ya que prefiere ganar menos para evitar pérdidas potenciales”.
El docente  -que se dedica al estudio de la neuroeconomía, un campo que combina disciplinas como la neurología, la economía y la psicología-   detalla que, si sólo tuviéramos la corteza prefrontal   -donde residen las facultades cognitivas superiores que nos diferencian de los demás mamíferos-   reflexionaríamos de manera totalmente fría y calculadora y el modelo económico neoclásico funcionaría a la perfección. “Pero no es así”, concluye.
Las neuronas nos convierten en títeres de las emociones que han desencadenado, inconscientemente, frente a una determinada situación.

Un test para dominar la mente
Para echar una mano a nuestros cerebros, la gestora de activos Schroders, en colaboración con el instituto Cresa, ha fabricado el primer test del “inversor consciente”, dirigido a clientes y profesionales del sector financiero del mercado italiano y disponible en la página Investimente.it.
El cuestionario tiene el objetivo de definir el perfil de cada inversor a la hora de tomar una decisión económica y clasificarlos en base a cómo gestionan su emotividad.



Los resultados evidencian que la “trampa” más común maquinada por el cerebro se asocia a la llamada “mordida de serpiente”,  es decir la aversión al riesgo causada por una perdida elevada sufrida en alguna operación anterior.
Le sigue la tendencia a vender demasiado pronto las inversiones que están dando ganancias y demasiado tarde las deficitarias, con la esperanza de que se recuperen.

Las otras zancadillas de la mente más típicas se refieren a la tendencia a privilegiar los títulos familiares, es decir los procedentes del mercado nacional, y el “efecto manada”, que implica seguir determinados comportamientos por emulación o contagio, tanto cuando el mercado está al alza como cuando está a la baja.

Por otro lado, el principal engaño que afecta a los profesionales del sector es el exceso de confianza, que lleva a desestimar las señales negativas y sobrestimar las positivas.

Un ejemplo claro lo ofrece el funcionamiento de la amígdala, una especie de pequeña almendra empotrada en las profundidades del cerebro donde se almacena la memoria emocional del miedo.
Un estudio realizado por el Cresa y publicado en 2013 en el Journal of Neuroscience ha demostrado que las personas que tienen un mayor volumen de materia en este núcleo sienten más aversión hacia la pérdida de dinero.

“Es una característica innata y tan antigua que se remonta a por lo menos hace 40 millones de años, antes de que los monos capuchinos y el hombre se diferenciaran de su ancestro común”, explica Motterlini.
Exactamente como el ser humano, también los primates domesticados al uso de dinero sufren más por una pérdida monetaria de lo que se alegran por una ganancia.
Para reencontrar el equilibrio, hace falta que consigan una cantidad de entre 2,25 y 2,50 veces superior a lo que les ha sido quitado.

Así, cada vez que tenemos que tomar una decisión se activan zonas diferentes del cerebro.
“Existe una parte de recompensa cerebral y otra de aversión al peligro o al riesgo”, explica el neurólogo Pedro Bermejo, fundador de ASOCENE (Asociación Española de Neuroeconomía).
“Si por ejemplo vamos a un sitio con refill de bebida, la primera que consumimos la asociamos con una recompensa, pero a la cuarta la percepción ya no es la misma: nuestra corteza cerebral, la parte racional, nos dice que ya no tomemos”, continúa.

¿Pero, podemos prevenir los engaños de la mente? La respuesta es muy socrática: conócete a ti mismo.


Cómo defenderse de las trampas del cerebro
El cerebro ya tiene “programadas” unas trampas que se activan automáticamente y se interponen entre nosotros y nuestras decisiones.
Por ejemplo, preferimos un alimento light al 95% antes que uno con el 5% de grasa, estamos más dispuestos a gastarnos cinco billetes de 10 que uno de 50 y tratamos de manera diferente la paga extra al sueldo mensual. Es algo que no podemos evitar, pero sí intentar controlar.
El libro de Matteo Motterlini Trampas mentales: cómo defenderse de los engaños propios y ajenos (Paidós, 2010) identifica las principales zancadillas de nuestro cerebro y nos proporciona un decálogo para defendernos de nosotros mismos.

Probamos más dolor al perder dinero que alegría al ganar la misma cantidad
1.     En primer lugar, no hay que procrastinar la inversión de nuestros ahorros
2.     ni meterlos todos en títulos “cercanos”, como la empresa donde trabajamos, creyendo que al ser un entorno familiar será más seguro.
3.     Tampoco hay que buscar una rutina a hechos aleatorios y
4.     creer que el futuro es igual al reciente pasado,
5.     así como apostar por activos que anteriormente tuvieron resultados excepcionales pensando que seguirán por la misma senda.
6.     Intentemos también no “invertir como los monos”, es decir vender demasiado pronto los activos que nos dan rendimiento y
7.     mantener durante demasiado tiempo los que están en negativo para prevenir el sufrimiento causado por las pérdidas.
8.     Pero tampoco actuemos como “ovejas” y sigamos lo que hacen los demás.
9.     Estar siempre pendientes de los rendimientos de nuestros ahorros tampoco sirve, no ganaremos más estresándonos delante de los números.
10. No nos olvidemos por otro lado de que no podemos controlar los eventos ni culpar a las circunstancias de todas nuestras derrotas. Así no aprenderemos de las experiencias.
Por último, Motterlini aconseja que no subestimemos este decálogo, aunque sabe que lo haremos: nunca lograremos anular del todo los engaños de la mente.



Aprender de las emociones
Aldo Rustichini, profesor de Economía en la Universidad de Minnesota, se dedica al “núcleo duro” de la Neuroeconomia, esa rama que trabaja con “el rigor matemático” para encontrar una base teórica a los modelos empíricos ya estudiados. “Es como pretender pasar de la astrología a la astronomía”, ejemplifica el investigador.

Rustichini ha realizado estudios para averiguar el papel jugado por las hormonas a la hora de invertir: “La testosterona aumenta la agresividad y el riesgo que los agentes son dispuestos a asumir”.
Estos comportamientos, puestos en cuestión sobre todo después del estallido de la crisis financiera, pueden tener una doble lectura a los ojos del docente: “No hay que olvidar que, sin atrevimiento, quizás nunca nadie hubiese cogido tres barcos para cruzar el Atlántico sin saber lo que se iba a encontrar”, matiza.

Para el investigador, las emociones son sede de racionalidad de las que se puede aprender. "He intentado demostrar que envidia o remordimiento son muy útiles desde el punto de vista del aprendizaje. Tomamos muchas decisiones sobre una base emotiva, pero no irracional", comenta.

— ¿Existe el agente económico perfecto?

— Sí, y combina grandes emociones y gran racionalidad. Hay pocos. Y se han hecho riquísimos.


(957) HOMBRE EN EE. UU. LE DISPARA A UN ARMADILLO Y LA BALA REBOTA HASTA IMPACTAR A SU SUEGRA

www.Canalntn24tv.com

Un insólito caso ocurrió en Estados Unidos luego de que una mujer recibiera un impacto de bala de manera accidental por parte de su yerno, quien intentaba cazar un armadillo, según reportaron medios locales.


El extraño hecho ocurrió el pasado domingo en Gosa Road, Georgia, cuando Larry McElroy, de 54 años, le disparó a un armadillo que estaba fuera de su casa con un arma de calibre 9 mm.

Tras disparar, la bala mató al animal, pero ésta rebotó, cruzó la cerca y atravesó la puerta trasera de la casa rodante donde vive su suegra.

El proyectil impactó en la espalda de la mujer de 74 años.

Según el reporte de la oficina del Sheriff del condado Lee, McElroy se encontraba a unos 90 metros de la casa en el momento del disparo.

La suegra, identificada como Carol Johnson, fue llevada al hospital donde permanece estable.



(956) PIERDE SU LENGUA MATERNA TRAS SUFRIR INFARTO CEREBRAL

www.elcastellano.org
www.notimex.com.mx

Una ciudadana china de 94 años de edad, ex-profesora de inglés, perdió su habilidad de hablar en su lengua natal después de sufrir un infarto cerebral, y sólo es capaz de comunicarse en el idioma que enseñó por mucho tiempo.


Liu Jiayu, de la sureña provincia de Hunan, sufrió un accidente cerebrovascular isquémico causado por una obstrucción en los vasos sanguíneos, lo cual le causó daños en la parte del cerebro relacionada con el lenguaje materno, informaron los neurólogos que la atienden.

Los médicos afirman que la condición de Liu no es frecuente, pero tampoco inusual, pues casos similares se han reportado en todo el mundo, incluido el Síndrome de Acento Extranjero, y suelen ocurrir después de que un paciente sufre apoplejía u otro trauma cerebral.

Algunas veces se han registrado situaciones en las que personas que aprendieron y están aprendiendo un segundo idioma serán más capaces de hablar éste después de sufrir una lesión cerebral, dicen los especialistas citados en reportes de la televisión local.

Explican que la información relacionada con la lengua materna de una persona se almacena en el lado izquierdo del cerebro, mientras que la capacidad de aprender y hablar un segundo idioma en el lado derecho.

Imágenes de la televisión de Hunan difundieron imágenes de la mujer en cama respondiendo a preguntas sencillas en idioma inglés.
Liu sufre de parálisis de todos sus miembros y dificultad en sus funciones de lenguaje, refiere el doctor Li Yanfang.

Señala que ha habido casos raros en los que los pacientes desarrollan un acento diferente después de un accidente cerebrovascular, pero el caso de Liu parece diferente porque sólo habla un lenguaje que aprendió.


Los expertos dicen que la lengua china es compleja y requiere el uso de ambas partes del cerebro, mientras que el idioma inglés sólo utiliza uno de los lados, lo cual explicaría la condición de la ex profesora.

(955) FINLANDIA YA NO ENSEÑARÁ MATEMÁTICAS NI HISTORIA A SUS ESTUDIANTES

http://mba.americaeconomia.com
ElUniverso.com

Los mayores de 16 años ya están estudiando de esta forma y no tienen que aprender matemáticas o literatura.

Finlandia quiere prescindir de las matemáticas, de la historia, de la literatura, para cambiarlo todo por temas concretos. Esperan que con el nuevo método
los estudiantes comprendan por qué es importante aprenderlo.

Es el país número uno en prácticamente todos los rankings escolares, como por ejemplo en el exhaustivo informe Pisa, que evalúa los resultados estudiantiles de 61 naciones de todo el mundo.
El éxito de la educación finlandesa reside en la alta implicación de los profesores  -con elevada formación y bien remunerados-, los alumnos interactúan entre ellos y con el profesor, y existe un gran nivel de lectura.

Para que el país nórdico siga estando en lo más alto, sus políticos y funcionarios ya están pensando en cómo será el mundo del mañana para conseguir que los niños de hoy en día sean los mejores profesionales en el futuro.

La conclusión de los diferentes grupos de trabajo creados específicamente para repensar la educación es revolucionaria: hay que acabar con las materias.
Nada de matemáticas, física, historia o literatura. 
Si se aprueba el nuevo plan de estudios, los jóvenes y niños tendrán que estudiar 'temas', ‘situaciones’ o ‘eventos’. 
Por ejemplo, una materia podría ser la Unión Europea, y en ella se tendrían que hablar de economía, de historia, o de política, pero en vez de ser temas estáticos, se relacionarían los unos con los otros.

Cambios
Los mayores de 16 años ya están estudiando de esta forma y no tienen que aprender matemáticas o literatura. Por supuesto, ellos ya tienen la base, porque ya la han dado en cursos anteriores.
El desafío está en adaptar ese sistema a todas las edades.

Pasi Silander, jefe del departamento de Desarrollo Educativo de la ciudad de Helsinki, explica al medio inglés The Independent que lo que se busca es un tipo diferente de educación que prepare a los niños para el trabajo del mañana. 
"En el pasado, los bancos necesitaban muchos contadores que tuvieran que realizar muchos cálculos. Pero ahora la situación ha cambiado: los más pequeños ya usan computadores muy avanzados capaces de realizar esas operaciones, así que tenemos que cambiar para adaptarnos a la sociedad”, razona.

Además de este tipo de enseñanza por ‘temas’, la revolución escolar también se va a centrar en erradicar por completo la figura del profesor que da la clase y que no permite a los alumnos participar. 
Se va a promover que los jóvenes se dividan en grupos y afronten problemas ellos solos, poniéndose de acuerdo y potenciando así sus habilidades comunicativas y de trabajo en grupo.

Del lado de los profesores
Pero todos estos cambios no están siendo fáciles. 
Muchos profesores educados a la antigua dudan de que la falta de teoría y el exceso de práctica sean beneficiosos para los alumnos. Pero parece que se van a tener que adaptar al cambio.

Actualmente, los colegios están obligados a dar algunos ‘temas’ a lo largo del año, estructurados de esta nueva manera y no como asignaturas.

Otro cambio que podría traer esta nueva ola es el fenómeno del denominado co-profesorado: dos docentes en el aula explicando un mismo ‘tema’, para enriquecer la clase. 

Marjo Kyllonen, el responsable de cambiar la educación en la ciudad de Helsinki, revela que para el año 2020 espera que en todo el país se hayan implementado estas nuevas formas.

“Ahora hay algunos colegios que enseñan como si todavía estuviéramos a principios del siglo XX, es hora de saltar de lleno al siglo XXI”. 


(954) IDENTIFICAN EL MECANISMO NEURAL RESPONSABLE DEL DOLOR CRÓNICO

www.muyinteresante.es

Alrededor de 1 de cada 5 españoles padece dolor crónico que puede ser continuo o intermitente, y que afecta de tal manera a los que lo sufren que muchos pierden el apetito, son incapaces de trabajar o de realizar cualquier tipo de actividad física.


Ahora, un equipo de científicos de la Universidad de Berna (Suiza) ha identificado un mecanismo del cerebro responsable de este dolor crónico.
Su descubrimiento podrá abrir el camino a nuevos tratamientos para este problema médico. El estudio ha sido publicado en la revista Neuron.

La percepción constante de dolor influye gravemente en la calidad de vida de los pacientes y representa una carga emocional extraordinaria. Por tanto, entender el desarrollo del dolor crónico es de suma importancia para la investigación en neurociencias”, aclara Thomas Névian, líder del estudio.

Los expertos han descubierto  -mediante experimentos con ratones de laboratorio con objeto de buscar fluctuaciones eléctricas entre las neuronas del sistema límbico-  que la región del cerebro en la que las neuronas eran modificadas por el dolor crónico estableciendo una especie de “memoria del dolor”,  era el giro cingular, una zona cerebral asociada a aspectos emocionales del dolor:
“Las neuronas están constantemente activadas por un estímulo nocivo, construyendo así una huella de memoria para el dolor, la cual se hace irreversible. Nuestra idea era entender este mecanismo mejor para derivar posibles nuevas estrategias de tratamiento”, explica Névian.

Esta circunstancia, según los investigadores, se produce porque existe una baja regulación de un canal de iones que conduce a un aumento de los impulsos nerviosos en las neuronas; a más impulsos nerviosos, más percepción del dolor.

¿Será posible diseñar fármacos específicos para controlar la percepción del dolor?
A la vista de los resultados, el futuro resulta esperanzador, ya que activando en los ratones un receptor sensible a la serotonina, la función del canal iónico se restauró.
“Se ha sabido durante algún tiempo que la serotonina puede modular la percepción del dolor. Sin embargo, lo que es nuevo en nuestro estudio es que ahora hemos sido capaces de identificar un subtipo específico de receptor de serotonina, que redujo la percepción del dolor de manera más eficiente.
Este es un resultado importante, lo que podría ayudar a tratar el dolor crónico de manera más eficiente en el futuro”, sentencia el investigador.


(953) LA CARA ES EL MEJOR BIOMARCADOR DE LA EDAD FISIOLÓGICA

www.tendencias21.net

Una investigación desarrollada en China descubre que la cara refleja mejor el estado de salud que la edad cronológica


Científicos chinos han desarrollado un mapa facial en 3D que permite predecir la edad fisiológica de las personas y han establecido asimismo que las características de la cara son biomarcadores de la edad más fiables que los perfiles de sangre.

Foto: Pixabay
Las características de la cara “son biomarcadores de la edad más fiables que los perfiles de sangre y reflejan mejor el estado de salud general que la edad cronológica”, según una nueva investigación.

La vida puede medirse por dos tipos de edades, la cronológica (la más conocida) y la biológica.
La edad cronológica mide el tiempo transcurrido desde el nacimiento.
La edad biológica es la que se corresponde con el estado funcional de los órganos comparados con patrones estandarizados para una edad.

La edad cronológica es un concepto que tiene más un valor social, ya que determina el momento de ir a la escuela o la universidad o el inicio de la jubilación.
La edad biológica es un concepto fisiológico que habla con precisión del envejecimiento real, ya que mide el estado de salud de un organismo.

Aunque la edad biológica es importante para la prevención de algunas enfermedades, hasta ahora no existía ningún marcador fiable para establecer el estado biológico de un organismo. 

Nuevo  descubrimiento
Lo que han demostrado ahora investigadores de la Academia China de las Ciencias en un estudio publicado en el último número de la revista Cell Research, es que los rasgos faciales sirven para identificar la edad fisiológica de una persona.

Los investigadores realizaron un análisis morfológico de los rostros de 322 ciudadanos chinos con edades comprendidas entre 17 y 77 años, para generar mapas en 3D.
De esta forma identificaron ciertos rasgos faciales cuantificables que permiten determinar la edad biológica.

Los resultados han puesto de manifiesto que la separación entre la boca y la nariz aumenta a medida que la persona envejece.
Además, los bordes de los ojos decaen de forma más pronunciada en los individuos más mayores.

Con este tipo de datos los investigadores trazaron un modelo para predecir la edad biológica.
El equipo descubrió que las personas menores de 40 años pueden tener una edad fisiológica seis años mayor o menor que la cronológica. Esta diferencia todavía es más acusada cuando tienen más años de edad. Estos resultados fueron confirmados por los análisis de sangre que se efectuaron a los participantes.

El estudio se ha centrado sólo en personas del país donde se desarrolló la investigación, por lo que no se sabe si estas características se aprecian asimismo en otros colectivos étnicos.   

Referencia bibliográfica:
Jing-Dong Han et al. “Three-dimensional human facial morphologies as robust aging markers ”. Cell Research(2015). DOI: 10.1038/cr.2015.36