Curiosidades tecnológicas, cuentos cortos para adultos, libros de cuentos . Escríbenos a:
cuentistasdegotiasan@gmail.com

(909) ADIÓS AL PUNTO G

Fabiana Martínez, Comunicadora Social // @fabi903
www.emedemujer.com

El tan anhelado Punto G al parecer no es más que un mito ya que investigadores de la Universidad de L’Aquila y Tor Vergara en Roma, alegan que descubrieron que lo que se creía era uno de los centros principales del placer femenino, no existe, según se publicó en un estudio de la revista Nature Urology.


El Punto Gräfenberg, mejor conocido como Punto G es una pequeña zona del área genital de las mujeres localizada detrás del pubis y alrededor de la uretra, a la cual se le han atribuido propiedades erógenas. Sin embargo, esta área de placer tuvo sus detractores desde la década de los 40 y desde entonces muchos estudios han cuestionado su rol a la hora de generar placer.

Ahora un equipo de científicos italianos, franceses y mexicanos desmintieron la existencia del Punto G y descubrieron una zona mucho más amplia y compleja que han bautizado como clitourethrovaginal complex (CUV) que, según afirman, produce un gran placer sexual.

La llamada Zona CUV, es una región erógena formada por clítoris, uretra y vagina, que incluye tejidos, músculos, glándulas y útero, según dieron a conocer los especialistas. 
La conjunción del clítoris, la uretra y la pared vaginal estimulados adecuadamente durante la penetración podría inducir la respuesta orgásmica”, explicó el endocrinólogo y sexólogo Emmanuele A. Jannini, profesor de la universidad y director del estudio.

La investigación también comprobó que en la zona CUV existen unos marcadores químicos que procesan las sustancias responsables de la excitación. 
Con el descubrimiento, Jannini espera “que se zanje el debate sobre dónde está realmente el Punto G”, según declaró a varios medios especializados.

El estudio además arrojó que las zonas íntimas femeninas no son tejidos pasivos, sino estructuras muy dinámicas y sensibles.
Sus autores hicieron énfasis en la importancia de evitar daños en los genitales de la mujer durante operaciones y condenaron a aquellos médicos que maltratan los nervios, músculos y componentes vasculares de una región anatómica tan sensible. 


La vagina es un tejido activo y sexualmente importante que debe ser respetado. Es algo más complejo que un solo punto”, aseguró Jannini.

0 comentarios: