Curiosidades tecnológicas, cuentos cortos para adultos, libros de cuentos . Escríbenos a:
cuentistasdegotiasan@gmail.com

(904) HOMBRE INTENTA ATRACAR UN BANCO Y EL CAJERO LO OBLIGA A HACER COLA

www.wradio.com

Un joven chino intentó robar un banco armado con un cuchillo, pero le ordenaron que hiciera cola con clientes y después rechazaron su 'petición' alegando falta de saldo. 


El suceso ocurrió el jueves en la ciudad de Heyuan, de la provincia de Cantón, donde un hombre que blandía un cuchillo de cocina entró en una entidad bancaria con el típico grito de 'esto es un atraco' y se colocó ante uno de los cajeros, protegido por una mampara de cristal.

El cajero, impertérrito, le gritó que respetara la cola, y eso hizo el obediente atracador, sin que policías o guardias de seguridad intervinieran, según reflejaron las imágenes de las cámaras del banco, después emitidas por el canal televisivo cantonés.

Los cajeros atendieron entonces a dos clientes que habían llegado al banco antes que el atracador, y cuando finalmente le llegó el turno a éste, él les exigió 10 mil yuanes (unos 1.600 dólares, ó 1.300 euros), que los funcionarios del banco se negaron a darle, alegando que en la cuenta del ladrón en la entidad sólo había un yuan.

El hombre intentó entonces romper el cristal que protegía a los cajeros, golpeándolo con su cuchillo, pero tampoco consiguió nada, y se marchó por su propio pie del banco, aunque poco después fue detenido por la policía.

No es la primera vez que un atracador de banco en China acaba protagonizando escenas surrealistas, y recientemente un suceso similar dio que hablar en los medios del país y en redes sociales, porque el ladrón, entonces también armado con un cuchillo, no consiguió que le tomaran en serio.

En aquel suceso, ocurrido en Shanghái, el atracador intentó robar el banco mientras sostenía al mismo tiempo una conversación con su móvil, lo que causó carcajadas a la cajera 'víctima' del intento de robo, y pocos segundos después el hombre armado fue reducido por los guardias de seguridad.

EFE


(903) ¿POR QUÉ LOS BUITRES NO SE ENFERMAN AL COMER CARNE PODRIDA?

¿POR QUÉ LOS BUITRES NO SE ENFERMAN AL COMER CARNE PODRIDA?

CienciaBBC Mundo, @bbc_ciencia

Los buitres se alimentan de animales en descomposición cuya ingestión enfermaría a otros vertebrados. No son las aves que gozan de más popularidad.


Verlas a la vera de una carretera haciéndose un festín con el cadáver de un animal atropellado, puede resultar una experiencia desagradable.
Sin embargo, los buitres nos hacen un gran favor al eliminar del ecosistema una serie de bacterias peligrosas para el ser humano.
¿Cómo lo hacen? ¿Cómo pueden ingerir carne en descomposición, que envenenaría a otros animales?
Según un estudio publicado en la revista Nature Communications, los buitres desarrollaron un intestino capaz de matar a las bacterias que viven en el cuerpo de un animal en descomposición.

Al revés que los humanos
Para alimentarse de su presa, estos animales carroñeros insertan su pico en los orificios naturales del animal, en particular en el ano. Esto los expone, también, a otra serie de bacterias peligrosas (además de las que están en la carne podrida): aquellas que están en la materia fecal del animal muerto, como la Clostridia o las Fusobacterias, que son tóxicas para la mayoría de los vertebrados.

Lars Hansen, microbiólogo de la Universidad de Aarhus en Dinamarca y su equipo analizaron los microbios que crecen en los intestinos y en el rostro de dos especies de buitres.
Los investigadores descubrieron que, de alguna manera, los buitres tienen un microbioma opuesto al de los seres humanos.
Mientras que los humanos tienen una mayor biodiversidad de microbios en el estómago y la boca que en la piel, los buitres tienen muchas más bacterias en la cara, y un intestino extremadamente limpio.
Específicamente, hallaron 528 tipos de bacteria en la cara y sólo 76 en el intestino de los buitres. Esto quiere decir que durante el proceso digestivo, los buitres matan la mayoría de microbios que consumen.
Los que sobreviven dentro del intestino, son los que causan más problemas para el ser humano.

Acidez
"Por un lado, los buitres han desarrollado un sistema digestivo muy fuerte, capaz de matar a ciertas bacterias y por otro, han demostrado una gran adaptación a tolerar bacterias en su sistema", explica Michael Roggenbuck, de la Universidad de Copenhague, quien participó en la investigación.
El aparato digestivo de los buitres presenta una acidez muy fuerte. Tiene dos tipos de bacterias que lo convierten en uno de los más duros del planeta, y esto podría explicar por qué logran sobrevivir pese a los gérmenes que ingieren.
"Sus estómagos son ambientes muy fuertes, fríen todo lo que pasa por allí", dice Hansen. 
"Incluso el ADN de la presa no pasa"
.
En opinión de Gary Graves, coautor del estudio y curador de aves del Museo de Historia Natural Smithsonian, en Estados Unidos, "la gente por lo general no reconoce el enorme servicio al ecosistema que ofrecen los buitres para los seres humanos".
"Son como un sistema sanitario móvil y gratuito. Consumen y se deshacen de millones de kilos de carne podrida que podrían ser una amenaza para la salud pública".

(902) ¿QUÉ ERAN Y CÓMO SURGIERON LOS GREMIOS MEDIEVALES?

www.muyinteresante.es
 
Zapatero
 
Los gremios consistían en corporaciones de trabajadores integradas por artesanos de un mismo oficio cuyo fin era defender sus intereses profesionales. 
 
Entre sus objetivos estaban:
  • conseguir un equilibrio entre la demanda de obras y el número de talleres activos,
  • garantizar el trabajo a sus asociados,
  • mejorar su bienestar económico y
  • mejorar los sistemas y técnicas de aprendizaje del oficio.
 
En cierto modo, los gremios fueron un precedente de los colegios profesionales y de los sindicatos modernos, que agrupan a individuos de la misma profesión.
 
La escala laboral del gremio se dividía en tres niveles:
  • aprendices, adolescentes que se iniciaban en el oficio entre los 12 y 14 años, y permanecían entre 4 y 8 en esa categoría; 
  • oficiales, el peldaño intermedio; 
  • y maestros, clase a la que se accedía tras superar un examen o una prueba práctica, y que permitía abrir taller propio, contratar obras o establecer sistemas de venta y comercialización.
 
Los primeros de los que se tiene noticia surgieron en el norte de Francia en el siglo XII.
Se trataba del gremio de los panaderos de Pontoise, creado en 1162, y el de los curtidores de Ruán (1163), que fueron legitimados por las autoridades para ejercer en exclusiva sus actividades.

Por la misma época se creó la hansa parisina, gremio mercantil que se atribuyó poderes municipales, monopolizó el comercio fluvial en el Sena, y percibía derechos sobre el tráfico de barcos en Normandía.
 
A lo largo de la Baja Edad Media, la práctica gremial se extendió incluso a los mendigos. Por ejemplo, las asociaciones de pordioseros de Basilea y Francfort no permitían a los pobres venidos de otras ciudades que permanecieran en sus calles para pedir limosna, con la excepción de dos días al año.

VOLUMEN 4 - "CUENTOS DE GOTIASAN"


Volumen 4 - "Cuentos de Gotiasan"


Estamos distribuyendo en varios tomos de "Cuentos de Gotiasan"  -sin seguir un criterio específico para ello-  los relatos de nuestra autoría que, desde Febrero del año 2009, hemos venido publicando en Scribd. 

El objetivo es poner los distintos Tomos de relatos escritos a disposición gratuita del público que quiera descargarlos desde el link:

Volumen 4 - "Cuentos de Gotiasan"

Desde Gotiasan, para ustedes: el Tomo 4  de los Cuentos

(30) IN SOUTH AFRICA, SOLAR SCHOOL BACKPACKS PROVIDE LIGHT FOR EVENING STUDY

www.springwise.com

The recycled Repurpose school bags come equipped with solar panels to provide a renewable light source for kids in disconnected regions.


There are still areas of the world that don't have adequate access to electricity. This means at night-time, entire communities are plunged into darkness unless they use costly, dangerous and polluting kerosene lanterns.

We recently wrote about the Morro da Mineira Project, which has harnessed the energy of soccer players to power floodlights in Brazilian favelas.

In South Africa, the recycled Repurpose school bags come equipped with solar panels to provide a renewable light source for kids in disconnected regions.

Despite the long distances walked to school every day, many children in poverty-stricken communities can't afford to buy their own bag to carry their books and homework.
Repurpose has created a stylish and sturdy all-purpose backpack out of 100% recycled material from old plastic bags. Attached to the top is a small solar panel that's capable of capturing the sun's energy while they walk to school.

When they arrive back home, the bag is capable of powering a small lamp for up to 12 hours so that they can complete their studies at night.
Repurpose works with no-fee schools that lack basic supplies, as well as ‘giving partners’ who are willing to fund the creation and delivery of the backpacks. After making a match, the schools are able to place orders to get the right sizes and quantity of bags for their pupils.

The scheme aims to make the trip to school easier for disadvantaged kids, while also extending their study time into the evenings, boosting their education in the process.
Are there other ways to use renewable energy solutions to help the disconnected neighborhoods of the world?

Website: www.repurposeschoolbags.com
Contact: www.repurposeschoolbags.com/contact-us

(901) LA SOLITARIA VIDA DE LAS NIÑAS DIOSAS DE NEPAL

Patricio de La Paz, Nepal
para www.eltiempo.com
Niñas de 4 años son elegidas como Kumaris, reencarnaciones de la diosa hindú más querida.

Samita Bajracharya nunca mira a los ojos. No habla con quienes la visitan. Ni demuestra sentimientos. Lo tiene estrictamente prohibido.
En público, jamás estallará en carcajadas ni se conmoverá hasta las lágrimas. No tiene opción: una chica como ella debe saber de memoria y ejercer sin equivocaciones el estricto libreto de comportamiento que corresponde a su altísimo rango. No es fácil ser una diosa viviente en Nepal. Menos aún con apenas 11 años.

Es pasado el mediodía de un martes, y Samita está sentada en un trono que le queda demasiado pequeño. Lo usa desde los 7 años, cuando los sacerdotes de Patan –un pueblo en las afueras de Katmandú (capital de Nepal)– la eligieron Kumari: la reencarnación de la diosa Taleju, la más importante del país.

Como cada día desde entonces, Samita está vestida de rojo, el color de la buena suerte y la energía. Está sola, descalza y lleva los ojos delineados de negro. Con esa raya gruesa que su madre le dibuja cada mañana, con pulso firme, desde los lagrimales a las orejas.

Tres Kumaris son las más importantes en Nepal: 
las de Katmandú -la principal-, Bhaktapur y Patan. Foto: AFP.

En nepalés, ‘kumari’ significa virgen. Pero cuando aquí se habla de Kumari con mayúscula, el asunto alcanza ribetes celestiales: se usa para designar a las niñas consideradas la versión humana de la más querida diosa hindú.
La selección de las candidatas sigue la línea de la mezcla espiritual de Nepal, donde el hinduismo convive de forma armónica con el budismo. Por eso, a nadie aquí sorprende que las aspirantes a Kumari sean buscadas entre familias budistas, pese a que deben demostrar que en su cuerpo reside una diosa hindú. Ya ungida, es adorada por ambas religiones.

No es fácil convertirse en Kumari. La niña debe cumplir 32 condiciones físicas que los textos tradicionales describen a su manera. Dicen, por ejemplo, que debe tener las pestañas de una vaca, el cuello de una concha marina, los muslos de un ciervo, el pecho de un león, la voz de un pato, cabellos y ojos oscuros, manos y pies pequeños, todos sus dientes de leche. Tampoco puede tener marca alguna sobre la piel.

El cumplimiento de cada requisito es certificado por un grupo de sacerdotes en un templo. Luego, un astrólogo estudia la carta astral de la seleccionada. El último paso es la aprobación de los padres para que su hija sea Kumari. Siempre aceptan: en Nepal, esto es el máximo honor.

El asunto, desde entonces, es sin arrepentimientos. Y no siempre cómodo. La niña diosa empieza una infancia atípica, encerrada entre cuatro paredes; venerada, pero sola. Sin ir al colegio, sin amigos, sin siquiera pensar en saltar la cuerda.
------
No se sabe cuándo comenzó esta tradición. Pero hay una leyenda que intenta la respuesta. Cuenta que los reyes de la dinastía Malla, que gobernaron 500 años, tenían contacto directo con la diosa Taleju. Hablaban en las noches y ella los aconsejaba. Todo iba bien hasta el siglo XVII, en que el asunto se fue al carajo por culpa de los celos.
La esposa del rey Trailokya Malla estaba intrigada por las visitas nocturnas de su marido a una habitación del palacio. Una noche decidió seguirlo. Y, de improviso, abrió la puerta. Allí lo encontró conversando con Taleju. La diosa se puso furiosa y, antes de desaparecer, le advirtió al monarca:  “Ya no me encontrarás en persona. Si quieres verme de nuevo, elige a una niña hermosa que cumpla los 32 signos de la perfección. Adórenla, pues a través de ella te daré consejos”.
El rey obedeció de inmediato y encontró a la que sería la primera Kumari de Nepal. Sus sucesores continuaron con la tradición, que no se ha detenido en casi 350 años.

Hoy, cuando en Nepal ya no hay reyes, pero sí diosas vivientes, son tres las principales Kumaris. La más importante es la de Katmandú, que vive en un palacio bajo el cuidado de una familia postiza. Es la única que no puede vivir con sus padres.
Está también la Kumari de Bhaktapur. Y está Samita, la taciturna diosa viviente de Patan.
------
Como Samita no habla, su madre lo hace por ella. Es su voz autorizada. Purna Shova es una mujer amable, de sonrisa fácil, pero muy tímida. Dice lo justo y necesario:
-----Mi hija fue elegida Kumari en el 2009. Nunca imaginé que este sería su destino. El día que la traje al templo y fue escogida por los sacerdotes yo estaba muy emocionada. Tuve miedo.
¿Por qué miedo?
-----Porque no sabía lo que vendría después. Gente de todo Nepal empezó a venir a verla.

La familia siguió viviendo en la casa de siempre, al lado de un templo budista. En esta casa de madera de tres pisos, la niña vive con su madre, quien dedica todas sus horas a cuidarla; con su padre, Kul Ratna, artesano en una joyería; y con su único hermano, Samin, quien estudia en la universidad.
"Cada día –cuenta la madre– llegan los devotos para recibir la bendición de la Kumari:  Hombres que buscan éxito en nuevos negocios; estudiantes que necesitan suerte en sus exámenes; enfermos que quieren fortalecer la salud”.

A la Kumari de Katmandú le tocan visitas más ilustres. Cuando en Nepal había monarquía –duró hasta el 2008–, la diosa viviente de la capital le daba la bendición al rey. El monarca se arrodillaba y le tocaba los pies con la frente; luego, ella le ponía la tikka roja (marca entre las cejas). Hoy lo hace con el Presidente.

Las Kumaris, cualquiera de las tres, siempre están enclaustradas. Y cuando salen –no más de una docena de veces, para presidir fiestas religiosas–, no pueden pisar el suelo. A la diosa viviente de Katmandú se le pone una tela blanca para que camine hasta su carruaje. En Patan, donde las sofisticaciones son menos, a Samita la carga su padre en brazos.
------
Metidas entre cuatro paredes, antes las Kumaris no recibían instrucción académica. Y como este rol divino lo toman desde muy pequeñas –a los 3 ó 4 años–, ocurría que a los 11 ó 12 años muchas eran prácticamente analfabetas.
Hoy, las cosas han cambiado: está establecido, de manera obligatoria, que un profesor las visite cada mañana, por tres o cuatro horas. Y que aprendan lenguaje, historia, matemáticas, incluso inglés.

Samita no fue la excepción. Todos los días recibe a un maestro de un colegio jesuíta, quien le da lecciones gratuitas. Las clases son frente al computador que la misma escuela le regaló, y que la diosa mantiene sobre un diminuto escritorio en su pieza. “No tiene conexión a Internet”, explica la madre.

La habitación de la Kumari de Patan es sencilla. Hay una cama sencilla, sobre la cual se ve una guitarra. Hay un mueble con puertas de vidrio, donde guarda las ofrendas acumuladas estos años: sobre todo pulseras, todas rojas. Y en la muralla frente al computador hay dos dibujos hechos por la diosa: montañas, árboles y pájaros pintados con trazos infantiles; salidos de la imaginación de quien no puede verlos en vivo desde hace demasiado tiempo.
------
Una Kumari deja de ser Kumari en el mismo instante en que deja de ser niña: cuando le llega su primera menstruación. La diosa Taleju abandona entonces el cuerpo que eligió para reencarnarse.
Y la niña, que ya no es considerada pura, vuelve a ser una simple mortal. En ese momento, como sucede hace siglos, otra Kumari es elegida; y la antigua debe volver al mundo real, que escasamente conoce.

Rashmila Shakja, de 34 años, Kumari entre 1984 y 1991, 
plasmó su experiencia en el libro 'De diosa a mortal'. Foto: AFP

Es un regreso difícil. En su libro "De diosa a mortal", Rashmila Shakja –Kumari de Katmandú entre 1984 y 1991– cuenta lo duro que fue volver a vivir con sus padres y hermanos, extraños para ella.
Después de dejar su palacio y a su familia sustituta, lloró por semanas. Además, tuvo que aprender cosas básicas. Por ejemplo, a usar zapatos: “Era pésima caminando con ellos. Mis hermanas me decían: ‘te mueves como un caballo, poniendo un pie firme sobre el suelo antes de levantar el otro’ ”.

En el colegio, Rashmila debió entrar a un nivel inferior al que le correspondía por edad. A los 13 tuvo que compartir curso con su hermana chica, cuatro años menor. “Se suponía que yo sabía todo, pero de hecho no sabía nada”, escribe en su libro. Pese a todo, se siente orgullosa de haber sido diosa.

Cada cierto tiempo, distintas ONG alegan que la institución de las Kumaris vulnera los derechos del niño. Que llena a las chicas de obligaciones, y que la infancia no se trata de eso. 
A mediados del 2006, la Corte Suprema de Nepal ordenó al Gobierno un informe sobre el tema. Ni esa vez ni nunca se ha llegado a sanciones. Y es obvio: esta antigua tradición está metida en el ADN nepalés.

Ex-Kumaris se han defendido de los mitos en torno a ellas. Niegan que para poner a prueba su coraje se las pasee una noche entre 108 cabezas de búfalos sacrificados. O que sea cierto que les cuesta casarse, pues quien desposa a una exdiosa se muere joven, vomitando sangre. “Eso es mentira. Muchas antiguas Kumaris se han casado, han tenido hijos y son felices”, dice Rashmila en su libro. Ella, a los 34 años, sigue soltera.
------
Samita continúa en su trono. Toda la sala huele a incienso y a velas quemadas. La oscuridad aquí dentro es casi total. En Nepal, todos los días hay cortes de luz que duran horas. De eso no se salva ni una diosa.
Saco de mi bolsillo 300 rupias nepalesas. Son poco más de 3 dólares. Es costumbre dejarle a la diosa pequeñas cantidades de dinero, como agradecimiento.
Luego saco la ofrenda que me sugirió Bijaya Neupane, el amigo nepalés que me acompaña. Le paso a la diosa un chocolate importado, relleno con almendras. Ella lo acaricia con disimulo. Es el único momento de esta tarde de enero en que esta pequeña diosa infranqueable se ve como una niña que recibe feliz un regalo. Algo así ocurrió una vez cuando alguien le ofrendó una Barbie.
Más tarde, cuando ya hemos dejado a la diosa sola en la penumbra, la madre dirá que se siente honrada por tener a una Kumari en la familia. Pero que últimamente le ha dado por pensar acerca del instante en que su hija deje de serlo.
–---¿Y qué piensa?
-----En que no sé cómo será su vida... Ella ha estado tanto tiempo aquí dentro, protegida, bendecida... No sabrá cruzar las calles, le dará miedo el tráfico, se va a asustar con las bocinas.
------
Esa tarde calurosa de enero, nadie podía saberlo. Pero sucedió. Me lo contó Bijaya, mi amigo nepalés, quien ha regresado varias veces a ver a la diosa de Patan. Me lo dijo hace pocos días, con pesar.
A mediados de marzo pasado, Samita Bajracharya tuvo su primera regla y dejó de ser Kumari.
En ese momento, la diosa Taleju abandonó el cuerpo de esta niña, que recién cumplió 12 años y que ahora, impura, debe vérselas con la vida terrenal.


(31) I GET ANGRY A LOT. WHAT SHOULD I DO?

www.quora.com
Shikhar Agarwal.

There once lived a boy who had a bad temper. He would get angry at every little thing. One day, his father gave him a bag of nails and told him, "Every time you get angry, hammer a nail into that front wall."

And so the activity started. On the first day, the boy hammered 50 nails. The next day, he hammered 40.
Each time he used to go there, he repented being angry -it was quite a challenge to hammer a nail into that damn brick wall!
Slowly, he discovered that controlling anger was easier than hammering, and the number of nails hammered started going down.
Eventually, a day came when he didn't get angry, and he felt the joy of it.

Now his father gave him another task, "If you do not get angry the entire day, remove one nail from the wall." After several days, all the nails were removed.

Now his father took him near the wall and asked him what did he see.
The boy replied that he saw holes in the wall. The father then explained to his son: "These holes are like the scars that you leave on people when you get angry. No matter how many times you say sorry, the scar does not go."
So I suggest you two things:
  • Realize that words once spoken cannot come back.
  • Your anger hurts others and leaves a sour impression that lasts forever.

Each time you get angry, "hammer a nail".
Simplest thing you can do is to carry a pocket diary and put a line each time you get angry. Then at night, count the number of lines for that day.

If you make this a habit, each time you would get angry, you would be reminded to note it down.
Indirectly, you would also realize that you are getting angry. And because you are conscious and aware at that time, you would find it easier to control your actions and subdue anger.

I hope the day comes soon when you don't have any line in your diary.

(900) DISCRIMINACIÓN LINGÜÍSTICA EN LA INDIA

Sahit Aula (*), Forbes
http://elcastellano.org/news/


Imagínese lo que sería vivir en un país donde usted, miembro de la mayoría, no puede leer la etiqueta del medicamento que el doctor le recetó a su hijo, el menú de un restaurante, o las advertencias viales en la carretera. Un lugar donde usted no puede entender el texto impreso en su permiso de conducir, las declaraciones de impuestos y ni siquiera los documentos de su casamiento.

Este es el mundo en que viven cientos de miles de hindúes, simplemente porque la elite de ese país prefiere el inglés.

Esta discriminación es tan sistémica que la elite y la clase media mandan sus hijos a escuelas privadas en inglés, mientras que la amplia mayoría de la población estudia en las escuelas del Estado, donde aprenden su lengua materna.
No hace falta mencionar que las universidades y hasta los empleos del gobierno exigen dominio del inglés, por determinación de la clase dominante.

Esto significa que en la India se ha establecido un nuevo sistema de castas, en el cual el estatus social de una persona se corresponde con su grado de dominio del inglés.
Es incomprensible que la mayoría de la población de la India permanezca oprimida por la falta de dominio de la lengua de la otrora potencia colonial.

Al carecer de acceso a las instrucciones médicas, a las etiquetas de los medicamentos y a información nutricional, así como a formularios oficiales, carteles callejeros y hasta entradas de cine en su lengua materna, los derechos humanos de los hindúes menos ricos están siendo violados de la manera más discriminatoria.

(*) El autor es graduado en la Universidad de Cambridge, en el Sandra O'Connor College of Law y en la Universidad Emory.

"¿POR QUÉ SALÍ? - ¿A QUÉ VINE?"


Iris Herrera de Milano - 10 de Noviembre, 2014

 ¿POR QUÉ SALÍ?  -  ¿A QUÉ VINE?
Son preguntas que vale la pena que cada persona que emigra responda concienzudamente, con objeto de determinar a ciencia cierta cómo se desarrollará su existencia de ahí en delante.

Si no lo hicimos antes de dejar el país de origen, lo más conveniente es escribir las respuestas lo más pronto posible. Estas listas serán un marco de referencia muy valioso al momento en que comencemos con el natural proceso de idealización de lo anterior y de demonización de lo presente.
Son etapas que la mayor parte de los emigrantes vive y lo mejor es estar preparados para ellas.
¿POR QUÉ SALÍ? - Lista 1
Entre los motivos que citamos para haber decidido dejar el país, los más frecuentes son:
  • La inseguridad, el alto nivel de delincuencia que amenazaba la vida propia o de familiares
  • El desempleo, la inestabilidad económica, que impedían una existencia digna o pensar en un futuro mejor para sí mismo o los hijos
  • La inestabilidad jurídica, que no garantizaba la propiedad o permanencia de lo que teníamos
  • La crisis de oportunidad para el desarrollo profesional
  • La atracción que ejercía un país más desarrollado y estable
  • La persecución política o religiosa

¿A QUÉ ME VINE? - Lista 2
Generalmente hay una reducida cantidad de respuestas un tanto borrosas, que concluyen en un razonamiento del tipo: "para lograr construirme una vida mejor, en lo personal y laboral, para mí y mi familia".

Debo estar consciente de que mi vida va a cambiar considerablemente, y que mi mundo ya no será el mismo ni yo lo percibiré de la misma manera. El entorno cambió y mi enfoque de ese contexto también es diferente.
Probablemente voy a perder muchas cosas (red de relaciones, factores de poder, status social), mi carrera y experiencia profesional van a ser puestas a prueba, tendré que cambiar mi manera de interactuar , requeriré desarrollar nuevas habilidades sociales y laborales, mi dominio del idioma será puesto a prueba.
Otro elemento a tomar en cuenta es la posible disminución de capacidad económica

Tomando en cuenta todo esto:
  • ¿qué estoy dispuesto a "perder"? ¿de qué debo desprenderme?
  • ¿qué me propongo obtener? ¿qué debo adquirir?
********
Hasta aquí vamos bien. Sin embargo, con el correr de los días nos damos cuenta de que la meta es menos fácil, o a más largo plazo de lo que habíamos calculado y que la "tierra prometida" no está a la vuelta de la esquina.
En este momento es cuando la voluntad del recién emigrado es puesta a prueba y la persona empieza a ponderar los pros y los contras de permanecer en el sitio elegido.

Por otra parte, el factor nostalgia hace su aparición y nos decimos: "No todo era malo"...
En este instante vale la pena revisar la Lista 1 para darnos cuenta de que: "No todo era bueno". Eso nos condujo a la emigración; y plantearnos la necesidad de desarrollar una actitud objetiva ante la nueva situación en que nos encontramos.

Estamos en otro país, en una cultura que -aun cuando pudiera tener muchas similitudes con la nuestra- es diferente.
No podemos pretender vivir en un cuento de hadas donde todo ocurre a nuestro gusto y es "bueno y honesto" por completo.

 

Ver las cosas "fríamente", en su justa proporción
Identificar cómo nos estamos anclando en el pasado (ghetto mental=idealización, ghetto comunicacional=telefónico/Grupos Facebook, ghetto relacional=sólo mis compatriotas) y saboteándonos a nosotros mismos en el intento de insertarnos en la sociedad que nos admitió.

La Rebeldía es otro "peligro psicológico" que nos acecha en los intentos de aceptar la realidad en que estamos comenzando a vivir. Es provechoso que detectemos a tiempo cuando nos deslizamos por ese tobogán ya que salir de él pudiera tornarse difícil. Entraríamos en una negación de las bondades o aspectos positivos del nuevo lugar y pondríamos en riesgo nuestra permanencia en el mismo.
¡Cuántas personas se devuelven porque "esa gente es muy antipática", "son unos explotadores de inmigrantes y lo que quieren son esclavos", etc.! Tal vez una aproximación adulta y centrada en los resultados a obtener les habría hecho desistir de ese regreso del cual muchas veces después se arrepienten.... "me hubiera quedado allá, por lo menos era más seguro y había algún trabajo..."


Detectar prejuicios que me llevan a generalizar opiniones sobre grupos humanos diferentes al mío, y preconceptos sobre aspectos que me resultaría útil explorar con objeto de incrementar mis oportunidades de mejora y adaptación.

Tomar conciencia de que en algún momento podemos sentir que estamos siendo discriminados, aun cuando muy probablemente también podremos recordar cuando nosotros mismos en algún momento de nuestra vida discriminamos a otras personas. Hay problemas que podemos resolver, hay otros que no.

Asimismo, es necesario estar atentos a la sobreadaptación , que nos puede llevar a que nuestra conducta resulte estereotipada, "falsa", en un deseo de parecer más genuinamente del lugar adonde estamos llegando que sus mismos habitantes originales.

Un factor de gran peso en los procesos inmigratorios es contemplar la posibilidad de un cambio en la carrera laboral. Un ejemplo a la mano es el caso de los Abogados, quienes forzosamente deben complementar significativamente sus estudios para amoldarse al nuevo país, o incluso estudiar otra vez la totalidad de la carrera, u otra disciplina afín.

Finalmente, este escrito trata de la conveniencia de mostrarnos flexibles ante las exigencias de la situación en la que, por una u otra razón, elegimos estar. Desarrollar la capacidad de Resiliencia, la cual es definida por algunos expertos de la manera siguiente:

"Es el convencimiento que tiene un individuo de superar los obstáculos de manera exitosa, sin pensar en la derrota a pesar de que los resultados estén en contra; al final surge un comportamiento ejemplar a destacar en situaciones de incertidumbre con resultados altamente positivos" 
(E. Machacon 2011).

"La resiliencia distingue dos componentes: la resistencia frente a la destrucción, es decir, la capacidad de proteger la propia integridad, bajo presión; y, por otra parte, más allá de la resistencia, la capacidad de forjar un comportamiento vital positivo pese a las circunstancias difíciles". (Vanistendael , 1994)





(29) REMEMBRANCE DAY IN CANADA

Susan Munroe - Canada News Expert
www.about.com
Remembering canadians who fought and died in war

On November 11 Canadians wear poppies and gather atwar memorials across Canada to recognize the service of Canadian veterans and to honour those who died for Canada. At the 11th hour of the 11th day of the 11th month, the time the Armistice of World War I was signed in 1918, we observe two minutes of silence to remember.

Books  of  Remembrance
Seven Books of Remembrance are kept in the Peace Tower on Parliament Hill to honour those Canadians who died serving Canada in war.
There is one for each of the wars: the South African War, World War I, World War II, and the Korean War. There is a separate Book of Remembrance for the Merchant Navy, and another one for Newfoundlanders, since Newfoundland did not join Confederation until 1949. The Seventh Book of Remembrance was dedicated in 2005 to honour Canadian Forces men and women who have given their lives for Canada since October 1947. It is ongoing and will honour Canadian Forces members who paid the ultimate sacrifice for generations to come.
The Books of Remembrance provide a beautiful and touching testament to the Canadians who died in military service.

Canada   at  War
Canada in World War I
For many, the poem In Flanders Fields by Canadian John McCrae is a strong symbol of World War I. The evocative poem was written in the trenches at the Battle of Ypres in 1915 when a close friend of McCrae's was one of 6000 Canadian casualties in just 48 hours.
Canadian World War I Posters provide some insight into life in Canada during World War I. These colour posters were used as an affordable means of mass communication by the Canadian government and were put up in just about any public place where people gathered. The Canadian government produced war posters for recruitment drives, for fund raising through Victory Bonds, and to encourage the increase in production required to change the Canadian economy to support a war.
For a good idea of the battle conditions faced by Canadian soldiers, scroll through these World War I photo collections:
    • Pictures of the Battle of Vimy Ridge
    • Pictures of the Battle of Passchendaele
There is much more information on Canadians in World War I and the battles they fought in
    • Canada and World War I
    • Canada and World War I Battles
    • Canadian Merchant Navy
Canada in World War II
Canada and the Second World War is an excellent way to learn about Canada in World War II. From Veterans Affairs Canada, this document gives a good overview of the major events of World War II. It is easy to read, explains how Canadians participated, and has some good photos.
The Canadian government also used war posters to encourage support for World War II amongst Canadians. Canadian War Posters in World War II were colorful, dramatic, and immediate. These simple advertising vehicles give a quick glimpse of wartime life in Canada during the war.
The Battle of Dieppe in World War II was a test for the full-scale invasion of Western Europe, and it was devastating for the Canadians. See what the Canadians faced in the Battle of Dieppe in Pictures of the Battle of Dieppe.
Almost two years later the Allied invasion of Northwest Europe began on D-Day. Most of the intermediate objectives for D-Day were met and the Allies were back in Europe. About 14,000 Canadians landed in Normandy on D-Day, with over 1000 Canadian casualties, and more than 400 killed. Take a look at the massive preparations involved and the participation of the Canadians in Pictures of D-Day
You can find more information about the role of Canada in World War II in
    • Canada and World War II
    • Canada and World War II Battles
    • The British Commonwealth Air Training Plan (BCATP)
    • Canadian Merchant Navy
Canada in the Korean War
The Korean War is sometimes forgotten when Canadians talk about wars. But approximately 26,000 Canadians served in the Korean War, and 516 or them died.
Veterans Affairs Canada has a good synopsis of the participation of Canada in the Korean War in Canadians in Korea.
There are other sites to visit in Canada and the Korean War.

Canada in Afghanistan
More than 40,000 members of the Canadian Armed Forces served in Afghanistan between 2001 and 2014. Between 2002 and 2011, 158 Canadian Armed Forces members lost their lives in service to the Canadian military mission in Afghanistan.
On May 9, 2014, a National Day of Honour was proclaimed to pay tribute to those who died and were wounded and to the burden of their families.
For a summary of Canada's role in Afghanistan, see The Canadian Armed Forces in Afghanistan from Veterans Affairs Canada.

(899) AGOTADAS: LAS MUJERES SUFREN EL MAL DEL SIGLO XXI

Silvia Oviaño
www.elmundo.es

Foto: Shutterstock

Es un mantra. En cuanto te juntas con mujeres en torno a los 40  -ya sea en el trabajo, en el parque o en una cena de amigas, trabajen o no fuera de casa, tengan hijos o no-  hay una frase que se repite continuamente:  "Estoy agotada, exhausta, al límite, no puedo más..."
 
¿Es posible que en una era en la que todo está pensado para hacer menos esfuerzo  -electrodomésticos, coches y hasta unas redes sociales que permiten conectar con los amigos sin necesidad de salir de casa-  estemos siempre extenuadas?

En España aún no se trata la cuestión como un mal diagnosticado, pero en Inglaterra el Servicio Nacional de Salud ya usa el término TATT (Tired all the time, cansadas todo el tiempo) y algunos médicos cuantifican el cansancio femenino en niveles epidémicos.

Y en Argentina existen psicólogas especializadas en este síndrome. Yo misma le comenté a la doctora mi estado habitual: agotada.

Después de ver que en mis análisis no había nada anómalo me pidió que le contase a grandes rasgos cómo era mi vida.
Dirijo una empresa de gestión cultural, escribo en varios medios y además soy madre activa de tres niños (también activos), es decir, de las que los lleva al colegio, a las extraescolares y al dentista, les cocina y los baña, no se pierde una reunión con las profesoras, les ayuda con los deberes y les confecciona disfraces en carnaval. Además, practico deporte varias veces por semana y procuro tener algo de vida social.
La doctora no movió una ceja: "Lo extraño sería que no estuvieses cansada", me dijo. Ya, pero...

Alguna razón objetiva sí hay.
Laura Romero, médico endocrino del Hospital Madrid, señala numerosas causas fisiológicas por las que se puede presentar el cansancio: hipotiroidismo, anemia por falta de hierro (cuando las reglas son muy abundantes), diabetes, sobrepeso... Por no mencionar trastornos más graves diagnosticados como enfermedades: fibromialgia y síndrome de fatiga crónica.

Todos los expertos coinciden en que lo primero que hay que hacer cuando el cansancio se convierte en algo habitual es acudir al médico para una analítica completa.

Pero ¿qué pasa cuando "no tienes nada" y sigues sintiéndote agotada?
Es habitual, llevamos una vida de locos.

¿Y por qué parece que esto sólo afecta a las mujeres?
Mi pareja tiene una jornada tan dura como la mía y apechuga con los niños como yo. Y él no se queja.  
¿Acaso a ellos no les pesa este ritmo frenético?  ¿No se cansan los hombres?
La doctora Romero apunta a que algunos de estos síntomas, como el hipotiroidismo y la anemia, se manifiestan más en las féminas.

Por su parte, Inés Carrasco, profesora titular de la Facultad de Psicología de la Universidad Complutense de Madrid, recuerda que, además, nosotras somos más comunicativas, para lo bueno y lo malo, y dadas a contar lo que nos pasa.

Quizá tengan razón, nunca he escuchado a los varones de nuestro grupo de amigos quejarse por cansancio mientras se toman una caña. Pero sí los he visto derrumbarse en el sofá un viernes a las nueve de la noche.
O sea, que a lo mejor es que ellos no hablan del tema. 

Y ambas coinciden en apuntar que hay factores externos a la parte física y muy propios de las mujeres, que son los que pueden hacer de nuestra vida cotidiana una carga insoportable.

"Hay que cuidar, ayudar y ser solidaria, sí. Pero no a costa de olvidarse de una misma", Marina Fiksler, psicóloga

Las largas jornadas laborales, las carreras después del trabajo para llevar y traer a los niños a las distintas actividades, la compra, la cocina... Si no cuentas con ayuda externa, añade también las labores del hogar. Si tienes suerte, tu pareja se encargará de las tareas domésticas a medias contigo, pero hay algo que parece inherente a la mujer: cargarse las responsabilidades, no desconectar nunca, seguir pendiente de las necesidades de los demás incluso cuando no están con ellos.

«Es una cuestión de educación, cultural", dice Inés Carrasco, "la mujer se ve a sí misma como cuidadora y educadora. Por poner un ejemplo, ahí tienes el sentimiento de culpa con el que vuelven las madres al trabajo cuatro meses después de haber dado a luz".

La mujer vive pendiente del teléfono, llama a casa cada dos horas para comprobar que todo ha ido bien, que el bebé se ha despertado de la siesta, ha comido el puré de verduras y no se ha atragantado con el yogur.
Que levante la mano quien haya visto alguna vez a un hombre interrumpir la lectura de un informe para realizar una llamada a la cuidadora de sus hijos y preguntar cómo va el día.

"La mujer sigue asumiendo múltiples roles con la necesidad de hacerlo bien, por presión personal y social», afirma Inés Carrasco. Quiere bordar su papel en todas las facetas y, a veces, le cuesta delegar.
«Se deberían compartir las tareas de forma igualitaria. Pero la mayoría cuenta simplemente con un marido colaborador. De eso se quejan casi todas, sienten que el peso base sigue cayendo sobre ellas. Esto provoca un tremendo agotamiento mental".

La psicóloga Mariana Fiksler apunta también a las multitareas que asumimos.
"Cada movimiento incluye la previsión de otro: colaborar con los deberes de los niños mientras termina la lavadora, al tiempo que calcula las fotocopias que necesita en la firma del contrato del día siguiente, para el cual ya tiene su ropa preparada. Apunta las medicinas que deberá comprar a su madre y planifica las actividades mientras toma una ducha, aprovechando para dejar la bañera limpia y las toallas cambiadas".

El problema, dice, es que parecen madres muy presentes, pero realmente están ausentes, porque cuando llega el momento de descansar y pasar un rato con los hijos es la hora de acostarse. Y les ocurre también a las que no tienen niños pues siempre hay alguien -familia, amigos, compañeros...- en quien pensar antes que en ellas mismas. En definitiva, están ausentes de sí mismas.

¿Y cómo recuperar esa presencia? Mariana Fiksler apunta que la solución está en reconectar con una misma. "Hay que cuidar, ayudar y ser solidaria, sí, pero no a costa de olvidarse de la propia persona".
Posponer, no hacer, delegar; palabras clave. Desconecta, deja que los demás asuman sus responsabilidades. Puedes no querer y puedes no poder. Y eso no te hará peor madre, esposa, hija, amiga o ingeniera. Hazte seguidora del "no pasa nada".
Es decir, no des por sentado que el bebé se va atragantar si su padre le da el biberón, o que si se los lleva al parque van a volver más sucios de lo normal. La teoría parece sencilla, sí, pero abundan las mujeres que se desviven tratando de llegar a todo.

Susana, madre de una niña de cinco años, con un cargo directivo en una ONG, se da auténticas palizas para dejar todo preparado en el hogar cada vez que tiene que viajar. Durante dos días realiza una absurda cantidad de labores que serían innecesarias si delegara más en su pareja: prepara comida y la congela, selecciona la ropa que va a necesitar su hija en su ausencia, anota en un papel los horarios de las actividades extraescolares y hasta deja concertados los días que la niña irá a jugar con una amiga. El maratón es tal que para ella las nueve horas de vuelo trasatlántico son un auténtico lujo, un momento de descanso.
Cuando le cuestionamos por qué no permite que su marido se ocupe de todo, acaba diciendo: "Creo que tengo derecho a opinar sobre lo que come y viste mi hija cuando no estoy en casa". Y si le preguntamos qué pasaría si él le dejase una lista semejante de labores antes de marcharse de viaje, responde: "¡Uy!, le mandaría a la porra, como si yo no supiese criar a mi hija". ¿Y por qué asumimos que ellos no son capaces? Es más, ¿por qué no darles la posibilidad de adentrarse en terrenos que nunca antes habían explorado?

El padre de mis hijos disfruta una barbaridad eligiéndoles la ropa, "es como jugar a las muñecas, no lo había hecho nunca". Aunque al principio escogió unos modelos imposibles, poco a poco ha ido tomando nota de las tendencias y apenas comete errores en la combinación de colores y tejidos. Y lo mejor de todo: mientras él elige la ropa, yo me aplico mascarilla y exfoliante. Y no pasa nada.

Algunos trucos para prevenirlo
Desconecta:
Cuando vuelvas a casa no contestes llamadas de teléfono o mails. El trabajo, en el trabajo.

Autoconciencia: Presta más atención a lo que estás haciendo en cada momento, no pienses en todo lo que necesitas hacer después.

Delega: Tu pareja puede hacer las tareas domésticas. Ya sabemos que tú tardas menos.

El poder del 'no': Dos letras que ayudan a combatir el estrés. No a la paella de los domingos en familia, a hacer planes continuos para los niños...

Acaba con la culpa: No eres una vaga por sentirte cansada, ni mala madre por leer en el sofá mientras los niños hacen los deberes.
Verte estupenda está muy bien... pero a lo mejor puedes dedicar menos tiempo a tu aspecto. Si duermes más evitarás el corrector de ojeras.

Reserva tiempo para ti: Salir de compras con las amigas, visitar una exposición tú sola, dos horas para un café... Tú decides. 
Un lujo asiático, ¿verdad?