Curiosidades tecnológicas, cuentos cortos para adultos, libros de cuentos . Escríbenos a:
cuentistasdegotiasan@gmail.com

(869) UNA JOVEN QUEDA CIEGA POR NO RETIRAR SUS LENTES DE CONTACTO

By Benito Kozman-El Viralero 
www.noticias.yahoo.com

Lian Kao lamentará durante el resto de su vida no haber sido más cuidadosa con sus cosas. Esta estudiante taiwanesa de 23 años ha perdido la vista después de no haber retirado de sus ojos los lentes de contacto desechables que llevaba.

¡Seis meses estuvo la joven con los lentes puestos!
Tenía que haberlos cambiado tras un mes de uso, pero no lo hizo, y sólo ella es responsable de su negligencia y de las consecuencias de su acto.

Obviamente, Lian Kao tampoco tuvo en cuenta la recomendación de llevar los lentes de contacto solamente de ocho a diez horas al día: estudió con ellos, se bañó con ellos, incluso en la piscina, y durmió con ellos durante unos larguísimos seis meses...

Ahora esta joven ha sabido que sus globos oculares ya no funcionarán como antes.
Cuando Kao llegó a preocuparse por el enrojecimiento y la irritación de sus ojos, ya era demasiado tarde.

Su deliberado acto le había provocado una queratitis amebiana, una inflamación de la córnea debida al desarrollo de microorganismos (o amebas) entre el lente y la superficie del ojo.
Esta invasión de amebas unicelulares logró penetrar en la córnea para luego infiltrarse entre las células y avanzar hasta la profundidad del estroma.
Resultado: una ceguera irreversible.

De acuerdo a un reporte del Daily Mail, “los médicos se horrorizaron cuando retiraron sus lentes de contacto y constataron que la superficie de sus ojos había sido literalmente devorada por las amebas, las cuales habían hallado entre el lente y el ojo el medio ideal para reproducirse”.
Toda persona que lleve lentes de contacto se encuentra dentro de un grupo de alto riesgo debido a su exposición a las enfermedades oculares –explicó a la prensa Wu Jian-liang, Director del Servicio de Oftalmología del Hospital Wan Fang, de Taipei-. La falta de oxígeno puede destruir la superficie del tejido epitelial, creando pequeñas heridas a través de las cuales las bacterias pueden fácilmente infectar el ojo y luego propagarse”.

De manera que Lian Kao no tuvo en cuenta las medidas higiénicas que toda persona que lleve lentes debe tener siempre presente, donde encontramos, entre otras, no colocarse los lentes sobre los ojos enrojecidos, utilizar sólo el lente con la medida indicada por el especialista (marca, tipo, parámetros determinados por prescripción médica), no lavar nunca los lentes con agua corriente ni embotellada, no entrar con los lentes puestos en la ducha, en piscinas, jacuzzis y saunas, así como en ríos y lagos.


Otras de las indicaciones a seguir por médicos y fabricantes son: no sobrepasar el tiempo indicado para renovar los lentes, no dormir nunca con ellos, verificar que los colirios para su limpieza son los compatibles y luego conservarlos en el sitio indicado por el productor, siempre a temperaturas adecuadas.

0 comentarios: