Curiosidades tecnológicas, cuentos cortos para adultos, libros de cuentos . Escríbenos a:
cuentistasdegotiasan@gmail.com

(383) LA IMPORTANCIA DEL CARISMA PARA CONSEGUIR EMPLEO

Sophie Robehmed

BBC News

Enero es un mes como ningún otro para la superación personal, y mucha gente establece conexiones ("networking" en inglés) para conseguir un nuevo empleo. Una escuela de negocios ha llegado a nombrar una profesora en la materia, ¿pero sigue haciendo falta ser encantador para salir adelante?

Mucha gente habrá observado a un buen "networker" (persona que establece contactos de negocios a través de reuniones sociales informales) en acción.

Entre bocaditos, miran como halcones en un salón lleno de gente y escogen a sus presas con sangre fría.

Escabulléndose entre quienes carecen de la fuerzas para avanzar en sus carreras, se acercan a su objetivo y entablan una conversación que se siente como cálida y genuina a pesar de que, en la realidad, está dominada por las oportunidades de "externalización de procesos empresariales".

Pero para personas menos despiadadas, la busca de conexiones puede ser horrorosa. Algunos no se sienten cómodos con invitados con los que no tienen nada en común.

Otros, luchan con la noción de una conversación artificial en la que ambas partes saben que la otra busca algo, ya sea conocimiento de información privilegiada, un contacto, o un empleo.

Para esta gente, LinkedIn y Twitter podrían haber caído del cielo, permitiendo una forma menos agotadora socialmente de establecer conexiones, en una época en que un difícil mercado laboral hace que la búsqueda de cada oportunidad sea más importante que nunca.


Enséñeme a ser encantador

Pero en la era del enganche digital, ¿es el encantamiento tradicional aún importante? ¿Y se puede enseñar?

El nombramiento de Julia Hobsbawm como la "primera profesora de conexiones visitante en el mundo" en la Escuela de Negocios Cass de Londres podría sugerirlo.

Hobsbawm cree que el establecimiento de conexiones debería ser una habilidad esencial, como conducir auto o usar una computadora.

"En época de recesión, le gente necesita afilar todas sus habilidades. Hacer conexiones puede llegar a ser la habilidad más valiosa en un Currículum Vítae", dice Hobsbawm.

¿Entonces es que las horas que pasamos en redes sociales como Facebook, Twitter y LinkedIn diariamente cuentan como parte de nuestra cuota de conexiones?

"El contacto cara a cara es mucho más importante en la 'era de Facebook' porque la tecnología puede crear aislamiento a pesar de sus muchos beneficios", argumenta Hobsbawm.

"La confianza es el activo único más grande que una persona puede tener y el contacto cara a cara la brinda mejor que ninguna otra forma de compromiso. Pero todos necesitan también estar conectados a las redes sociales. Cuanto más mezcladas tus fuentes de información, mejor".

La palabra "Networking", como "la acción o el proceso de usar a la gente para el intercambio de información o para sacar ventajas profesional o de otra índole", surgió originalmente en la década de 1970, según el Diccionario Inglés de Oxford.


Es otro mundo ahora

Antes de que nacieran los medios sociales, el establecimiento de conexiones era algo que sólo se hacía cara a cara en un bar, la oficina de un ejecutivo, o un salón de conferencias.

Los jóvenes pueden estar familiarizados con los sitios de redes sociales, pero no son conscientes de todas las técnicas más tradicionales de búsqueda de conexiones.

El ganador de la serie "The Apprentice", Tim Campbell, quien recibió recientemente una Orden del Imperio Británico por sus servicios a la cultura empresarial, cree que esto se debe a que el establecimiento de conexiones no ha sido presentado en una luz positiva, y mucho menos como una habilidad que se debería aprender.

"Establecer conexiones es definitivamente una habilidad que se puede aprender, pero es vista como una mala palabra. Los estadounidenses la ven como una parte esencial del negocio gracias a las hermandades universitarias donde se crean relaciones para toda la vida. Ese es un concepto extraño para mucha gente que salió de nuestro sistema educativo".

Campbell admite que buscar conexiones es un trabajo duro si se hace correctamente, porque involucra mantener esas conexiones "calientes".

"Es un equilibrio delicado entre el esfuerzo y las conexiones. Estoy totalmente de acuerdo con esto para conseguir un empleo, ya sea mencionando un nombre o a través del amigo de un amigo".

Muchos podrían desdeñar la idea de que uno requiera ocasionalmente las conexiones para conseguir empleo, al creer que es poco sincero e innecesario en un mercado laboral meritocrático.

Pero quienes defienden este método arguyen que en las sociedades en las que algunas personas son capaces de sacar ventaja de los contactos familiares u otros, es una forma consciente de nivelar el campo de juego.


Capital social

Campbell señala que no todos tienen el "capital social" cuando se trata de conocer a la gente correcta.

"Este desequilibrio no significa que el establecimiento de conexiones sea malo", agrega Campbell. "Simplemente tenemos que asegurarnos de que la gente tenga más acceso a las redes. La movilidad social depende de buenas redes".

Consejos de Tim Campbell para establecer conexiones (networking)

· Recuerde que conectarse es un intercambio mutuo

· Pregunte y recibirá

· Sepa lo que quiere cuando escoja conectarse

· Mantenga calientes las conexiones

· Ofrezca ser un solucionador de problemas, para mantener activas sus redes

No todas las formas de buscar conexiones son buenas. Hay que hacerlo bien, dice Cliff Oswick, profesor en teoría de la organización en la Escuela de Negocios Cass.

Oswick cree que la búsqueda de conexiones con frecuencia no da resultados positivos porque se hace de una manera falsa, superficial e insensata con gente con la que no hay ninguna similitud.

Por supuesto, eso es lo que es exactamente para sus críticos. ¿Pero que deberíamos hacer en cambio?

"La autenticidad es vital", indica Oswick. "Asegúrate de que te estás conectando con gente con la que deseas conectarte, en lugar de acumular una larga lista de contactos con los que no tienes nada en común".

Está en la misma línea en que algunas personas absorben todos los conocidos que les es posible en sitios de redes sociales, para aparentar ser populares. Entonces, ¿qué habilidades se pueden enseñar en ese sentido?


¿Negocios o amistades?

Oswick piensa que las habilidades para hacer conexiones se pueden mejorar al teorizar y adoptar prácticas de una manera similar a la que se enseña a la gente a desarrollar cualidades de liderazgo.

Davide Nicolini, profesor de estudios de organización en la Escuela de Negocios Warwick, opta por un método ligeramente diferente. "Vemos estas redes de conexiones como una manera de hacer que funcione tu negocio lo mejor posible, en lugar de técnicas para hacer muchos amigos", dice. "Aunque ambos enfoques van juntos".

"Las redes de conexiones son el nombre del juego para sobrevivir en la mayoría de compañías. Es una vieja práctica que ha sido rejuvenecida por los medios electrónicos", agrega Nicolini.

Pero el comediante Arthur Smith no le da tanto poder, al decir que el uso de tu talento es el factor más importante para el éxito.

"Las conexiones son para gente que les gusta que les tomen fotos y asistir a fiestas. Realmente no me interesan. El talento siempre prevalece a la larga".

(382) ¿CUÁL SERÍA TU MAYOR PESAR SI FUERA EL ÚLTIMO DÍA DE TU VIDA?

Mónica De Haro - Salud y Bienestar

www.es.tendencias.yahoo.com

Fuente: Top five regrets of dying.

Bronnie Ware pasó años trabajando en cuidados paliativos, atendiendo a pacientes terminales en sus últimas 12 semanas de vida. Le impactó tanto que decidió contar su experiencia en un blog llamado Inspiration and Chai, donde reprodujo los últimos deseos de sus pacientes.

El éxito fue tal que al poco tiempo lo plasmó en un controvertido libro titulado 'Los cinco mayores lamentos de los que van a morir'.

Ninguna mención al sexo, tampoco les importaba irse sin haber probado experiencias vibrantes como hacer puenting, o no haber cumplido con otros clásicos como escribir un libro o plantar un árbol.

Ware habla de la claridad y de la visión espectacular que tiene la gente al final de sus vidas, y cómo podemos aprender de su sabiduría.

"Cuando les preguntaba de qué se arrepentían o si hubieran hecho algo de manera diferente, casi siempre me respondían lo mismo. La lista era larga, pero en el libro traté de centrarme en los cinco más comunes", explica la autora.

Estas son las "confesiones sinceras y reales de las personas que cuidé en su lecho de muerte".


1. Ojalá hubiera vivido a mi manera

Muchos se quejaban de no haber tenido el coraje de vivir una vida fiel a sí mismos, sino a lo que los demás esperaban de ellos.

"Cuando se dan cuenta de que su vida está a punto de terminar y miran hacia atrás, es fácil ver cuántos sueños se han quedado en el camino. La mayoría no había cumplido aún ni la mitad de sus sueños y tenía que morir sabiendo que era debido a las decisiones que habían tomado".


2. Ojalá no hubiera trabajado tan duro
Ware afirma que ésta era la frase más repetida por los pacientes de sexo masculino. Casi todos los hombres que cuidó sufrían por haberse perdido la infancia de sus hijos, la juventud de sus hijos y lamentaban no hacer disfrutado más de la compañía de su pareja. "Sentían que habían malgastado tanto sus vidas; comprendieron tarde que no se debe basar la existencia en el trabajo. "


3. Ojalá hubiera tenido el coraje de expresar mis sentimientos

A menudo las personas renuncian a sus sueños e ideales por el bien de los demás. Ocultan sus sentimientos con el fin de mantener la paz de su entorno. Como resultado, se conforman con una existencia mediocre y nunca llegan a ser lo que en realidad quieren ser o lo que realmente son capaces de hacer.

"El origen de muchas enfermedades tiene relación con la amargura, la frustración y el resentimiento que esto conlleva", explica Ware.


4. Ojalá hubiera mantenido el contacto con mis amigos

"Casi todos se acordaban de sus viejos amigos y recordaban con pesar los mejores momentos vividos a su lado, lamentando no haber sido capaces de mantener esa amistad con el paso de los años. Querían despedirse de ellos, pero no siempre fue posible localizarlos", cuenta Ware.

"A veces nos sentimos tan absorbidos por nuestras propias vidas, que es como si estuviéramos atrapados, y renunciamos a uno de los mayores tesoros de la vida, la amistad. He sido testigo de la profunda pena y arrepentimiento que esto ha ocasionado a mis pacientes, les atormentaba no haber dedicado a sus verdaderos amigos el tiempo y esfuerzo que merecían. Todo el mundo echa de menos a sus amigos cuando se están muriendo", añade la enfermera.


5. No he sabido ser feliz

Otra revelación sorprendente: muchos de los pacientes no se dan cuenta sino hasta el final de sus vidas de que la felicidad es una elección. Se quedan atascados en viejos patrones y hábitos. El llamado 'confort de familiaridad' interfiere con su salud emocional.

El miedo al cambio les lleva a pensar que están contentos con lo que tienen, cuando en el fondo anhelaban hacer otras cosas, como reírse más y hacer tonterías", concluye Ware.


¿Te sientes identificado con alguna de estas frases?

¿Cambiarías algo de tu vida?

Esas voces

Esas Voces, cuento de Alfredo Milano, narrado por Alfredo e Iris.
Rafael oye voces que lo llaman: Rafael, Rafael....
Para oir Click Aquí o en la foto.

(381) CIBERINFIELES

ww.urgente24.com

S. PAULO

La infidelidad existe desde mucho antes que la Red. Ahora sólo se modernizó.

En la esquina izquierda de la página de Facebook, una foto que en nada recuerda a su rostro, acompañada de un nombre que tampoco corresponde a su identidad. En el espacio reservado para los amigos, sólo un perfil femenino tan falso como el de él.

Allí, protegidos del mundo real, J. y M., de 39 años, han creado un ambiente reservado donde pueden hablar, intercambiar intimidades y hacer citas.

Tanta discreción tiene su razón: ambos están casados y engañan a sus cónyuges.

Novios en la adolescencia, la pareja se reunió después de 20 años de absoluto distanciamiento.

El escenario de acercamiento fue el propio Facebook, pero en esta ocasión los dos usaron sus perfiles reales. Quien dio el primer paso fue J., que, frustrado en su relación, utilizaba la red para hacerse unas escapadas. "Me reuní con tres mujeres por Facebook hasta reencontrarme con M.", dice.

Hace seis meses, el acercamiento virtual se convirtió en salidas en el mundo real, con derecho a planes para separarse de las actuales parejas y proyectos de boda próxima. Sin miedos, después de todo, J. cree que M. no volverá a la computadora para buscar otro caso. "Creo que somos lo suficientemente maduros como para no repetir los errores que nos llevaron a esta situación", dice.

J. y M. son personajes de esta nueva historia en la que la red sirve como telón de fondo para re-imaginar viejos comportamientos.

Después de todo, las historias de infidelidad siempre impregnaron las relaciones amorosas. Lo que cambia son las herramientas para que esto suceda, cada vez más abundantes y sofisticadas gracias a Internet.

El mundo virtual se ha convertido en tan buen socio de los infieles que muchas personas -como la estadounidense Katherine Hertlein, autora de la "Guía para el tratamiento clínico de la infidelidad"- indican a esta era como la de cybertraición.

"Cuanto más se desarrollan las tecnologías de la comunicación, se utiliza Internet para la traición", dijo a ISTOÉ.

Si la llegada de la telefonía móvil ha creado un canal directo entre los amantes -evitando las limitaciones anteriores de tener que llamar al teléfono de la casa o al trabajo para marcar los encuentros extramaritales- Internet va un paso más allá. Los servicios de intercambio de mensajes, tales como MSN, Skype y Gtalk ayudan al contacto.

Las redes sociales como Facebook, permiten encontrar viejos y nuevos conocidos. Y además hay sitios especializados.

"Las redes sociales han cambiado drásticamente la forma en que nos conectamos con la gente", dijo a ISTOÉ Millie Darvell investigador de la Escuela de Psicología de la Universidad de Queensland, Australia. "Herramientas como Facebook aumentan las oportunidades para conocer y aprender más unos de otros, lo que puede ayudar a la hora de la traición".

No hay una cuenta que muestre cuál es la población de casados dispuesta a buscar un compañero para realizar la traición. Pero son muchos, garantizan los expertos.

"Puedo decir que la mayoría de los usuarios de mi sitio ocultan a su pareja que está registrado en el servicio", afirma Carlos Junior Leal., propietario de SexocomCafé, un pionero en Brasil en los sitios de citas liberales con más de 250.000 usuarios.

En una de las primeras publicaciones en abordar el tema, el libro "Infidelidad en Internet" (traducción libre), de 2001, las autoras Marlene Maheu y Rona Subotnik estimaban que el 20% de los usuarios de Internet utiliza el mundo virtual con un propósito sexual, y la mayoría (dos tercios de estas personas) eran casados o comprometidos. Debe, sin embargo, recordar que en ese momento las herramientas más populares entre los traidores contemporáneos no existían.

Facebook surgió en 2004 y las redes sociales para casados son más recientes -los principales sitios de traición llegaron a Brasil recién en 2011.

Para completar, en la última década el número de usuarios de Internet creció un 399%. Más herramientas y más gente en la red, ésta es la realidad de hoy en comparación con el año 2001.

"El deseo de traicionar ya existía, las redes sociales sólo lo volvieron más fácil", dijo a ISTOÉ Rona Subotnik.

Sólo en los tres mayores sitios de relaciones para la traición -el estadounidense Ohhtel, el canadiense Ashley Madison y el holandés Second Love- son 740.000 perfiles brasileños.

"Estamos en cuatro veces más registros de lo previsto cuando llegamos a Brasil en julio pasado", dice Lais Ranna, vicepresidente de operaciones de Ohhtel para Brasil, un sitio que concentra la mayor parte de estos usuarios.

En este fast food sentimental, la propuesta es ofrecer en poco tiempo un amplio menú de opciones para la traición. Algunos limitan el contacto de los chats y el cibersexo. La mayoría, sin embargo, prefiere terminar la historia en vivo y a color. En un estudio de la Universidad de Nebraska, Estados Unidos, de los 5.817 usuarios encuestados, el 66% afirmó que no se había contentado con el affaire en línea.

"Los sitios sirven como un lugar de encuentro para que personas ocupadas encuentren lo que buscan de una manera más fácil", dijo a ISTOÉ Diane Wysocki, quien dirigió la investigación. Y es realmente muy simple.

Para integrar la tierra prometida de la traición, basta un e-mail y en el caso de los hombres, pagar una cuota que van desde 29,90 reales a 60 reales-para las mujeres es gratis.

Por supuesto, al igual que en el mundo real, no todo lo que cae en la red (virtual en este caso) es pez.

"Cuando hice el registro, me pareció un poco extraño, parecía que estaba buscando una aguja en un pajar", dice la gerente paulistana P., 29 años, casada desde hace tres años.

"Llegaban mensajes de gente rara, cosas mal escritas". Fueron tres semanas de búsqueda para encontrar a un hombre soltero, dispuesto a vivir una aventura sexual sin compromisos. "Uso el sitio cuando me siento sola o cuando tengo la sospecha de que mi marido me está engañando", afirma P. típica esposa infiel, de acuerdo con el perfil descrito por la antropóloga Mirian Goldenberg, autora de "Por qué los hombres y mujeres traicionan".

"Para ellas, saltar la valla se hace necesario para suplir las ausencias de su marido (falta de atención, falta de afecto, falta de diálogo)", dice Miriam.

Las diferencias de género también se reflejan en el perfil de la relación que los hombres y las mujeres quieren cuando se involucran en relaciones extramaritales.

A menudo se contentan con el chat en línea. Ellos están más interesados en hacer el paso a golpes de contacto virtual.

"Empiezo una relación en la red interesado en traerla al mundo real", dice el ingeniero J., de 53 años, casado hace 27 años y traidor obstinado mucho antes del advenimiento de las redes sociales. Hace seis meses, se decidió a probar los servicios de un sitio para casados para aumentar su capacidad de saltar la valla y probó. "Las personas están allí buscando lo mismo. Se hace más fácil".

Circular por las redes sociales en busca de perfiles atractivos -para traición o no- es una tendencia. Una investigación realizada por la Universidad de Manchester, Reino Unido, con más de tres mil personas demostró que este tipo de footing del nuevo milenio ya es responsable de una de cada cinco matrimonios.

Así fue con el diseñador Capixaba H., de 29 años. En 2001 conoció a F., un año mayor que él.

Los dos se conocieron a través de ICQ, un servicio de mensajería instantánea que permite buscar personas con intereses similares. La conversación virtual sobre la fotografía y las bandas de rock evolucionó y pronto se convirtió en noviazgo, el cual fue bien hasta que, una noche en enero de 2003, una motocicleta alcanzó a F. en una intersección. Ella tuvo que amputarse una pierna, pasó seis meses en una cama de hospital y luego pasó a andar en silla de ruedas. El período fue doloroso, pero H. no la ha abandonado.

Al contrario. "Nos acercamos más. Encontraba excelente la fuerza de ella para superar todo". Sería una hermosa historia más de superación en que el amor entre la pareja da la fuerza y los hace seguir adelante.

No sería la otra cara de la exposición en las redes sociales. Al visitar álbumes virtuales de fotografías de conocidos, H. se sorprendió por una foto de su novia con otro hombre y el comentario "F. y su novio".

"Estaba fuera de mí", dice. La historia terminó ahí, en frente de la computadora.

Rastros dejados sin querer son el principal riesgo en el binomio infidelidad y redes sociales. En los sitios de traición para casados, hay una series de cuidados sugeridas a los usuarios para evitar el conocido "lapiz labial virtual".

Pero es difícil estar atento todo el tiempo. Signos de cybertraición fueron citados como una de las razones para una tercera parte de las cinco mil separaciones analizadas en un estudio en el Reino Unido en 2011. Y el villano de este estudio es Facebook.

"Traición virtual es un motivo cada vez más recurrente para la separación", dice el presidente del Instituto Brasileño de Derecho de Familia, el abogado Rodrigo Cunha Pereira.

En Brasil, desde el cambio en la ley de divorcio, uno no necesita tener razón para separarse. Sin embargo, muchas personas buscan la razón para no tener que pagar una pensión y se basa en las pruebas reunidas en el mundo digital.

Si por un lado crecen los casos de infidelidad virtual, por el otro aumentan la desconfianza y la persecución de los hábitos de vida de la pareja en Internet.

Con un agravante: las redes sociales superan en mucho la capacidad del mundo real para dar a conocer las intrigas y similares, potenciando los celos y la inseguridad. Esa fue la conclusión de un grupo de investigadores canadienses al exponer 308 jóvenes de entre 18 y 24 años a la página azul de Facebook. Cuanto más tiempo pasan en línea, se volvían más celosos -independientemente de tener o no personalidades celosas.

"Facebook nos permite acceder a más información acerca de nuestra pareja que la que teníamos antes, y esto está creando nuevos desafíos para las relaciones", dijo uno de los ISTOÉ un responsable del estudio, el psicólogo Amy Muise, de la Universidad de Toronto, Canadá.

Buscar equilibrio en este mar de nueva información se ha convertido en un gran dilema en la era del amor virtual. Para la publicista paulista Daniela Izidoro, de 25 años, chequear el Facebook del actual novio ya es parte de su rutina.

Lo hace por lo menos cuatro veces al día: al levantarse, al medio día, cuando sale del trabajo y a la noche, que como ella define: "es cuando los 'peligretes' atacan".

Esa misma vigilancia llevó a que descubriera el año pasado que un ex la estaba traicionando- al encontrar fotos de él con otra en el Orkut de un amigo de él.

"Se me ocurrió que podría ser más saludable no saber mucho, pero es mejor pasar por eso a que todos se rían en mi cara y yo ni imaginar lo que está sucediendo", dice.

Detrás de la preocupación de Daniela se esconde el dolor y la vergüenza de quien está del otro lado de la red, el traicionado, que a menudo tiene que lidiar con el hecho incómodo de saber que no sólo él descubrió la infidelidad de la pareja - sino que fue compartida con amigos y conocidos a través de redes sociales.

Tanta vigilancia, sin embargo, puede transformar cosas pequeñas en grandes problemas. Después de todo, cualquier muestra de afecto con su ex novia, los lazos afectivos con compañeros de trabajo, todo lo que hay frente a nosotros, abierto a la interpretación. "Aún es común creer que la persona con quien nos relacionamos es de nuestra propiedad", dice Luciana Ruffo, del Centro de Investigación de Psicología en Informática de la Universidad Católica de São Paulo (PUC-SP).

El resultado es que no siempre esa sobredosis de información suscita buenas reacciones de la pareja. Algunos incluso llegan al extremo de pasar a consumir compulsivamente todo lo que está disponible sobre el marido o novio en Internet -en lo que se conoce popularmente como el comportamiento stalker (en inglés, persona que sigue a alguien en forma ilegal). Cuando esto sucede, aunque no hay nada malo, todo parece sospechoso.

"Tuve un ex novio que leyó todos los archivos de mi blog y me preguntaba si tal historia era verdad o qué quería decir con tal comentario en Twitter", dice la escritora gaúcha Clara Averbuck , de 32 años.

Y lo que fue su sorpresa al descubrir que tanto control escondía , de hecho, una infidelidad. "Al fin de cuentas, era él el que me traicionaba."

Otro aspecto oscuro del universo virtual es la incertidumbre acerca de la identidad verdadera del que está del otro lado de la pantalla.

Esto puede dar lugar a trampas crueles, como la del fotógrafo B., de 35 años. En 2007, vivía un tiempo difícil en el noviazgo cuando recibió un email de una chica que decía tener amigos en común con él. Finalmente se rindió a la embestida y se encontró en un bar.

Al llegar, nadie lo esperaba -a excepción de su novia. Los dos se pelearon, y durante la discusión, la ex admitió haber inventado toda la historia. Ella misma había enviado el correo electrónico y también había instalado un programa espía en su computadora y había copiado la contraseña de B. "Fue un astuto plan. Me sentí muy enojado con ella por haber inventado todo para poner a prueba mi fidelidad", afirma.

Del mismo modo, como los traidores tienen sus herramientas, el contraataque contra la infidelidad poco a poco fue tomando forma. Hay un ejército virtual de los detectives, contratables por la propia Internet.

Violan contraseñas de los perfiles de redes sociales y de correos electrónicos para registrarse movimientos sospechosos por la red -todo por un precio que oscila entre 500 y 1.000 reales.

En el mismo Facebook, una página en Inglés que tiene como objetivo reunir"mujeres en contra de la traición", es "visitada" por cerca de 600 personas.

En Brasil, el sitio www.traída.net reúne historias y da consejos para las mujeres que sospechan o están viviendo un romance fuera del matrimonio.

El contrato fue heredado por la gerente PriscillaTarcha, 28 años después de la muerte de su madre, Isabel Tarcha en 2005.

Isabel ha creado el espacio después de encontrar in fraganti a su ex marido en busca de aventuras extramatrimoniales en una sala de chat en el año 1998.

"Mi madre tenía 32 años y estaba con él hacía dos años. Recuerdo verla triste después del descubrimiento", dice.

Responsable de continuar el trabajo iniciado por Isabel, Priscila dice que aprendió mucho de la historia de la madre.

"Ella me enseñó que hay vida después de la traición y que puede suceder: cuando una persona quiere engañar, engaña", afirma.

Aún con tanto conocimiento de causa, la gerente no se salvó de darse cuenta por Internet del engaño de su novio. Esto demuestra que en tiempos de relaciones a través de Internet, no existe anti-virus contra la traición.

(380) ¿DESAPARECERÁ LA ABLACIÓN EN LOS PRÓXIMOS AÑOS?

www.Es.yahoo.com

Por Thomas Castroviejo | Gaceta trotamundos


Tenemos que hablar de Waris Dirie.

Para algunos, es una flamante chica Bond de la película de 1987 “Alta tensión”. Pero para otros -y Naciones Unidas querría que fuera para todos- es una de las víctimas más famosas de una de las prácticas rutinarias más salvajes y generalmente ignoradas de nuestros tiempos: la circuncisión femenina, o ablación genital.

Consiste en retirar el clítoris -y a veces también las partes externas de los genitales de niñas entre 5 y 11 años- por motivos nada médicos, generalmente sin anestesia y con cuchillas poco higiénicas.


Las víctimas que sobreviven (y, de los 3 millones de niñas que lo sufren cada año, unas 8 mil al día; no son todas) a esta intervención se suman secuelas para el resto de sus vidas.

Se sabe porque hay en el mundo 130 millones de mujeres que lo atestiguan.

Ocurre en 28 países africanos pero también en Oriente Medio (Yemen, los Emiratos Árabes...) y Asia.

Y también en suelo europeo. 10 mil niñas en España están en riesgo de sufrir una mutilación sexual, según la Universidad Autónoma de Barcelona.

Se trata principalmente de hijas de inmigrantes sub-saharianos, quienes han importado esta práctica de sus países.

Dirie, que nació en Somalia, fue circuncidada a los 5 años de edad.

A los 13 huyó de ese país, justo cuando fue obligada a contraer matrimonio con un hombre que tenía edad para ser su abuelo. Llegó a Londres y pronto encontró trabajo como asistenta en hogares, hasta que uno de los fotógrafos de moda más importantes de Gran Bretaña, Terence Donovan, la descubrió e hizo de ella una estrella internacional.

Hace unos años, la ONU la nombró embajadora de la causa para erradicar la ablación. Y desde entonces se dedica a describir la vileza de esta costumbre: "La mutilación genital femenina es un crimen odioso que nos afecta a todos. Se está perpetrando en muchos países", ha explicado en muchas ocasiones.

Pero ahora, cuando la ONU celebra el Día Internacional contra la Ablación, Dirie tiene motivos para estar contenta.

Si hacemos un repaso por los países que tradicionalmente practican la ablación veremos que miles de pueblos africanos la han abandonado gracias a unos programas educativos de ONGs.

En Sudán, Somalia y Egipto encontramos otros 2 mil pueblos que, apenas en 2011, también han dejado de circuncidar a sus mujeres.

En total, la ONU cree que unos 8 mil pueblos han abandonado esta práctica.

Es más, los expertos creen, cosa impensable hace cinco años, que en dos generaciones podríamos estar hablando de una abolición completa.

Dentro de esta serie de éxitos, hay que hablar de una ONG senegalesa llamada Tostan, responsable del 77% de las erradicaciones.

¿Por qué principalmente ellos?

Porque en 1997 descubrieron un método muy efectivo: como en estos sitios la costumbre es que una niña sin circuncidar sea rechazada por sus futuros maridos, Tostan decidió no hablar sólo con las madres ni con las hijas, sino con todo el pueblo, hombres incluídos.

Julia Lala-Mahrajh, fundadora de la ONG británica Orchid, que apoya a Tostan ,se muestra muy optimista con el futuro:

"El incremento exponencial de las comunidades que rechazan la ablación quiere decir que podemos empezar a pensar en una erradicación total en los próximos años.

En 1899, el 94% de las niñas chinas tenían los pies vendados [para que se deformaran y se quedaran pequeños; en 1919 esto se quedó en nada".

El único problema, claro, sería pensar que con esta buena noticia está casi todo el trabajo hecho.


Fuente: Stuff.co.nz

(379) LA SAL DEL MATRIMONIO ESTÁ EN LA MEZCLA

Redacción, BBC Mundo

El número de matrimonios entre personas de distintas razas o etnias aumentó considerablemente en Estados Unidos en los últimos años, reflejo de un país más diverso y predispuesto a la mezcla.


Un reciente estudio del Centro de Investigación Pew, con sede en Washington, revela que la cuota de nuevos matrimonios con cónyuges de una raza o etnia distinta aumentó al 15,1% en 2010 y la de matrimonios mixtos ya establecidos es del 8,4%, una cifra récord.

Conforme el estudio, los blancos estadounidenses son los más reacios a casarse con una persona de otra raza. Del otro lado, los grupos que más se mezclan son los hispanos y los asiáticos.

En 2010, más de una cuarta parte de los recién casados asiáticos o hispanos se emparejó con alguien de otra raza o etnia, según los datos del informe.


Superando tabúes

Mark López, director adjunto del Pew Hispanic Center, recordó en conversación con BBC Mundo que el porcentaje de latinos en Estados Unidos aumentó de un 13% en el año 2000 al actual 17%. Esto, en su opinión, explica el incremento de los llamados matrimonios interraciales, aunque no es la única causa.

Los expertos perciben un país más abierto a la mezcla racial, en el que casi la mitad de los ciudadanos considera que el aumento de matrimonios interétnicos ha sido positivo para la sociedad.

Además, la conclusión más significativa del informe, destacó López, es que se están eliminando tabúes culturales que estaban muy presentes en la sociedad estadounidense.

Sólo basta recordar que durante buena parte de la historia de Estados Unidos las leyes prohibían que los blancos se casaran con personas de otras razas, e incluso después de que el Tribunal Supremo aboliera la última de esas leyes, en 1967, los matrimonios mixtos continuaron siendo un tema tabú.

Los matrimonios interraciales son más frecuentes entre los nacidos en Estados Unidos que entre los extranjeros.

Así, los hispanos nacidos en EE.UU. tienen tres veces más posibilidades que los llegados del exterior de casarse con parejas fuera de su grupo, subrayó Mark López.


Diferencias por grupos étnicos y géneros

· El informe también detalla diferencias según se trate de hombres o de mujeres.

· Los hombres negros tienen más del doble de posibilidades que las mujeres de casarse fuera de su raza.

· Lo mismo sucede, pero a la inversa, con los asiáticos.

· Sin embargo, entre blancos e hispanos no se registraron diferencias sustanciales por género.

· Las mujeres negras y los hombres asiáticos son los grupos con menor tendencia a casarse con alguien de otra raza o etnia.

Pero eso no quiere decir que entre estos grupos haya una atracción especial: menos del 6% de las mujeres negras se casa con un hombre asiático.

· Los matrimonios interraciales son más frecuentes en las zonas occidentales del país.


Impacto en los ingresos y la educación

La investigación establece una relación entre la mezcla de razas y el nivel de ingresos y de educación.

Entre los recién casados en matrimonios interraciales, las parejas compuestas por blancos y asiáticos reportaron los mayores ingresos combinados. Estas parejas son además las que tienen mayor nivel de educación.

Por su parte, los hispanos y negros recién casados con blancos tienen más posibilidades de tener educación universitaria que los que se casan dentro de sus grupos, dice el estudio.

Algunas voces más críticas dicen que habría que definir con más detalle quién pertenece a cada grupo racial o étnico, y que habría que tener en cuenta también las parejas interraciales que viven juntas más no casadas, o las parejas integradas por personas del mismo sexo.

Probablemente esto será parte de futuras investigaciones.

En cualquier caso, y más allá de las cifras, el estudio pone en evidencia que el proceso de asimilación entre los distintos grupos que conforman el espectro de la sociedad estadounidense está vivo y en crecimiento.

(378) EL EXTRAÑO CASO DE "EL HOMBRE CON MEDIA CABEZA"

www.lanacion.com.ve

Ya ha pasado casi un año desde que «El hombre con media cabeza» fuese fichado por la Policía de Miami tras pedir servicios sexuales a una supuesta prostituta que era en realidad una policía de incógnito.

Cuando el diario «Miami New Times» publicó la imagen de este extraño hombre, de nombre Carlos Rodríguez o Carlos Sosa, muchas fueron las veces que apuntaban que se trataba de un montaje, pero fue la propia policía la que aseguró que la forma de la cabeza de este hombre era real.

«Halfy» (que es así como se hace llamar) sufrió un terrible accidente que le dejó mutilado por conducir bajo los efectos de las drogas y el alcohol, y ahora ha decidido abrir su propio canal de YouTube para contar sus experiencias, según explica «The Huffington Post».

En los vídeos, «el hombre con media cabeza» aconseja a los jóvenes alejarse de las drogas, al mismo tiempo que habla sobre sus gustos sexuales y critica la política de Obama mientras fuma marihuana.

No es el único caso

Sin embargo, «Halfy» no es el único hombre que ha sobrevivido a un traumatismo craneoencefálico grave de este tipo.

Un hombre británico llamado Steve Gator perdió una gran parte de su cráneo después de ser atacado caminando a casa desde el trabajo

En Escocia, Hind Alan tiene sólo la mitad de la cabeza después de caer 25 metros desde el techo y en la actualidad es incapaz de trabajar.


Vía ABC.es

(377) LOS LATINOS SON LOS RESPONSABLES DEL CRECIMIENTO DE LA FUERZA LABORAL EN EE.UU.

Valeria Perasso

BBC Mundo, Los Ángeles

Los latinos en Estados Unidos no sólo son una porción cada vez mayor de la población total: también representan el sector de más rápido crecimiento en la fuerza laboral.

Así lo revela un estudio del Centro Pew Hispano, que proyecta que la población hispana será responsable de tres cuartas partes del crecimiento del segmento económicamente activo del país entre 2010 y 2020, basándose en cifras oficiales del Departamento de Empleo estadounidense.

“Esa cifra proyectada de un 74% de crecimiento, está muy por encima del promedio del pasado: entre 2000 y 2010 los latinos empleados representaron un 54% de la expansión laboral y en la década anterior, 36%”, detalló a BBC Mundo el autor del estudio de Pew, Rakesh Kochhar.

Las razones hay que buscarlas en un dato demográfico incontestable: la población hispana crece sin pausa, mucho más que cualquier otro grupo poblacional, tanto a causa de los nacimientos de hispano-estadounidenses como por los nuevos inmigrantes llegados al país.

Y al tiempo que ellos se multiplican, los llamados blancos no hispanos -la mayoría en el país- pierden gradualmente presencia en la fuerza laboral.

“Los blancos no hispanos son una población que envejece. La generación de los baby boomers (nacidos en el periodo que siguió a la segunda Guerra Mundial) está empezando a superar los 60 años y, cuando se pasa esa barrera, la participación en el empleo se reduce drásticamente, tanto por las jubilaciones como por problemas de salud o discapacidades que los sacan del circuito activo. El crecimiento de la población hispana, de la mano con el envejecimiento de los no hispanos, se potencian para permitir estas predicciones”, indicó Kochhar.


La inmigración, en duda

Los hispanos tienden, de por sí, a tener una mayor presencia relativa en el mercado de trabajo, si se la compara con otros grupos étnicos: mientras que la tasa nacional de participación en la fuerza laboral, esto es, personas de más de 16 años empleadas o buscando empleo es de 64,7%, entre los latinos el índice se ubica casi 3 puntos por encima de la media.

¿Por qué?

En parte, porque se trata de una población “joven” y, en consecuencia, con más personas en edad económicamente activa.

Así, los analistas se permiten pronosticar que los hispanos aportarán unos 7,7 millones de trabajadores nuevos al sistema antes de 2020, hasta convertirse en 18,6% del total de adultos empleados (o buscando empleo) de Estados Unidos.

En el mismo periodo, los blancos no hispanos que se sumen a la fuerza de trabajo serán apenas 1,6 millón, de confirmarse las estadísticas.

Pero algunos sospechan que la cifra es por demás optimista. Está basada, por cierto, en la presunción de que la inmigración aportará 1,5 millón de nuevos residentes en el país cada año.

Esta estimación, a cargo de la Oficina del Censo, no coincide con los datos más recientes, cuando los extranjeros en territorio estadounidense crecieron a razón de un millón al año, entre 2000 y 2010.

Es decir que, para que se cumplan las proyecciones, es necesario que el flujo migratorio crezca muy por encima del actual. Y en un contexto de crisis económica, inmigrantes que marchan de regreso a sus países y otros que deciden no venir, ello parece poco probable.


Más calificados

Pero, pase lo que pase en términos numéricos, la buena noticia para la comunidad latina parece ser la de una mejora en el tipo de puestos a los que tendrá acceso.

El Departamento de Empleo augura que en la próxima década crecerá la oferta de trabajo “no campesino”, con casi 20 millones de nuevas posiciones. La mayor expansión será en el ámbito de la salud y la asistencia social, seguido del de servicios profesionales y de negocios.

También habrá casi 2 millones de puestos en el rubro de la construcción, en el que los latinos tienen alta participación.

Algo de ello ya ha comenzado a notarse: cifras oficiales indican que los hispanos, pese a haber sido uno de los sectores más golpeados por la recesión de 2007, son también quienes mejores empleos han conseguido desde que comenzó cierta recuperación económica, en 2010.

Según un reporte de Informa Research Services, se trata del grupo demográfico que más ha repuntado en su tasa de ocupación tras la crisis.

¿Por qué es esto?

Una de las razones es que se muestran menos reticentes a aceptar empleos temporales o de bajo salario, tienen disponibilidad para desplazarse y se ocupan en sectores que han resurgido con particular fuerza tras la recesión -como los servicios vinculados a la minería, la manufactura y la hotelería- y mucho menos en el sector público, donde todavía se hacen sentir los efectos de los severos ajustes presupuestarios.

“De allí a estar bien parados, es otra cosa. El índice de desempleo volvió a niveles anteriores pero sigue estando en 10,5%, dos puntos por encima del índice nacional”, apuntó el analista del Centro Pew.

La mirada a las remesas parece, en tanto, confirmar esa mejora relativa: por primera vez en tres años, ha crecido el volumen de fondos enviados a México, después de la peor caída de la década sufrida en 2009. Que haya más dinero para mandar a la familia, dicen los analistas, es señal de que los latinos de a poco logran remontar camino tras la crisis económica sostenida.


(376) UNA NIÑA DE 3 AÑOS, LA MEJOR CONSEJERA DE UN SUPERMERCADO

Nando Ad Hunter | Dando Guerrilla

es.finance.yahoo.com/blogs/findandoguerrillaes/


La cadena británica de supermercados Sainbury's ha dado una lección de cómo un pequeño gesto puede hacer mejorar la imagen de una compañía, de una manera más eficaz que cualquier campaña de publicidad. Todo gracias a la hábil gestión de uno de sus empleados ante una sorprendente carta recibida por el departamento de atención al cliente. Y es que no todos los días se reciben sugerencias de una niña de 3 años.

La protagonista de la historia es una niña llamada Lily Robinson, que pese a su corta edad se dio cuenta de un detalle curioso relativo a uno de los productos con más tradición de Sainsbury's: el Pan de Tigre.

Este alimento se llama así porque imita el pelaje de estos felinos, pero la joven consumidora no veía reflejado en él a un tigre sino a una jirafa.

¿Es posible que miles de personas lo hayan comprado durante décadas y nadie se haya percatado de este detalle?

Ante esta inquietud, y con la ayuda de su madre, Lily hizo llegar a la cadena de supermercados una carta tan sencilla como directa.

"Querido Sainsbury's, ¿por qué al Pan de Tigre se le llama Pan de Tigre? Debería llamarse Pan de Jirafa. Con cariño, Lily Robinson. Edad 3 y 1/2".


Difícilmente podrían prever la repercusión que iba a tener este consejo.

Uno de los encargados del área de atención al cliente llamado Chris King recibió dicha carta y decidió contestar a la niña con grandes dosis de simpatía e ingenio. Le explicó que un pastelero creó el pan hace mucho tiempo y que a él le parecía un tigre, algo que fue una tontería. A modo de agradecimiento por su recomendación, incluyó una tarjeta de regalo para que la niña pudiera comprar dulces en la tienda.

Pero eso no es todo. La otra gran decisión tomada por la cadena británica fue cambiar realmente el nombre del producto, presente en sus lineales desde hace décadas, demostrando que no sólo fueron corteses con la niña, sino que se tomaron totalmente en serio su sabio consejo. Esta maniobra de marketing no ha tardado en reportarles un gran beneficio para su reputación.

La madre de la niña colgó en su blog los documentos relativos a este intercambio de misivas entre su hija y la compañía, y la 'magia' de Internet hizo el resto.

La noticia empezó a circular por las redes sociales a velocidad de vértigo y la buena gestión de Sainsbury's se convirtió en uno de los temas del momento.

La propia cadena lo colgó en su página de Facebook, logrando más de 150 mil 'me gusta' y siendo compartido por más de 50 mil usuarios.

La reputación online es algo que puede venirse abajo como un castillo de naipes por culpa de un mal servicio de atención al cliente, pero este caso demuestra que también puede darse el caso contrario.

El artífice de esta inteligente maniobra, no obstante, abandonó poco después su puesto de trabajo en la compañía para dedicarse a dar clases en la escuela pública.

(375) ADIÓS ITALIA: LA EMIGRACIÓN DE JÓVENES DESEMPLEADOS

Alan Johnston - BBC, Italia

Con uno de cada tres jóvenes desempleados, entre las nuevas generaciones de Italia muchos están contemplando emigrar a lugares tan remotos como Africa o América del Sur en la esperanza de mejores perspectivas de trabajo.

Una de las plazas centrales de Roma está dominada por un inmenso monumento dedicado al primer rey de Italia. Es el Altar de la Patria, pero que a veces es llamado el "pastel de bodas" por las escaleras y las torres de brillante mármol blanco que ascienden hacia el cielo.

En las entrañas de esta exagerada demostración de orgullo patrio hay un lugar en el que se cuentan las historias de quienes, por una razón u otra, tuvieron que dejar Italia.

Es el Museo de la Emigración. Está lleno de viejas fotografías desteñidas de italianos labrándose nuevas vidas en Buenos Aires, Brooklyn o Brisbane.

La emigración es parte de la historia de Italia, pero para las generaciones más jóvenes de este país, es también parte del presente.

Muchos de los mejores y más brillantes jóvenes italianos hablan acerca de irse.


Rumbo a Turquía

Tomemos por ejemplo a Sebastiano. En mis primeros días en Roma nos sentamos en unas escalinatas a conversar bajo sol.

Recuerdo haberle preguntado qué era lo que periodistas como yo, recién llegados, tendían a malinterpretar de Italia; y que me dijo que los británicos estábamos en particular desventaja.

Me explicó que veníamos de un país donde la política era bastante clara, donde el ganador se lo lleva todo, donde las coaliciones políticas son raras y donde las reglas tienden a ser cumplidas.

Me dijo que yo venía de un mundo en blanco y negro, pero que en Italia había todos los tonos de grises.

Se podía decir que Sebastiano conocía y entendía todas esas variaciones y también que amaba el lugar. Pero él no veía futuro aquí.

Se imaginaba que en Estambul, en la próspera y confiada Turquía, habría posibilidades que nunca encontraría en la cansada Italia, inmersa en la peor crisis económica de su generación.

Pocos días después conocí a Samuelle. Inteligente, guapo, afable y con dominio de varios idiomas.

Se podría pensar que habría trabajos para él en cualquier parte de Roma. Pero la verdad es que estaba desempleado.

Cerca de uno de cada tres jóvenes italianos está en la misma posición.


De Roma a Quito

El otro día escuché que Samuelle había finalmente logrado encontrar un trabajo. Pero el puesto está en Quito, Ecuador.

Y eso fue lo que destacó un joven llamado Vincenzo. Que por estos días, inteligentes jóvenes italianos no sólo se están dirigiendo a lugares prósperos como Alemania o Escandinavia, sino que están yendo por todo el mundo: a América Latina, Africa, cualquier lado, si con eso logran escaparse.

Vincenzo trabaja en un centro de investigaciones en una universidad de Roma, donde asegura que casi todos se han planteado el irse a otro lugar.

Él ciertamente lo hará, porque considera que el sistema de aquí le está fallando a la juventud.

Es un lugar donde las oportunidades dependen en mucho de a quién conoces y muy poco en lo que sabes.

Al igual que otros jóvenes que he conocido, Vincenzo me describió una suerte de malestar nacional, una falta de dinamismo, de apertura y equidad, y un estrangulamiento del potencial.

Vincenzó ha pasado años metido en el activismo político de izquierda. Ha trabajado para tratar de cambiar las cosas. Pero al final, dice, "te ves forzado a irte y eso es lo que más te entristece".

Me dijo que Roma era, en sus palabras, "simplemente bella", pero que era imposible para él y su novia quedarse aquí si querían hacer algo con sus carreras.

El nuevo gobierno de Italia está muy consciente de las frustraciones de la juventud de la nación. El primer ministro Mario Monti habla constantemente de la necesidad de crear oportunidades para los italianos más jóvenes.

Monti dice que ese es uno de sus principales objetivos mientras trata de reestructurar y energizar la economía a una gran escala.

Del Vesuvio a Berlín

Por eso en la sureña Nápoles le pregunté a un joven periodista llamado Francesco si creía que las cosas podrían cambiar ahora y si Monti podría cumplirle a las nuevas generaciones.

Francesco estaba dubitativo. Incluso si la situación mejoraba, dijo, pasarían años antes de que realmente se pueda notar la diferencia.

Y Francesco no tiene tiempo que perder. El sentía que su vida se había estancado en Nápoles. El único trabajo que podía obtener le pagaría unos 300 euros (US$ 393) al mes. Y eso no es suficiente ni siquiera para pagar la renta.

Francesco estaba planeando irse a Berlín. Hablamos en el paseo marino, mientras el sol se ocultaba. Una calma se había posado sobre la inmensa bahía y mientras tanto veíamos, sólo por unos minutos, como el Monte Vesuvio se bañaba de una suave y extraordinaria luz rosada.

"Seguramente vas a extrañar esto cuando te vayas", dije.

Francesco respondió que a veces, viviendo aquí, estaba tan absorto en sus problemas que era difícil verle el lado bueno al lugar.

Dijo que cuando esté lejos quizá será más fácil apreciar realmente Italia y todas las cosas que ofrece el país, como esa adorable visión de la bahía de Nápoles a la caída del sol.