Curiosidades tecnológicas, cuentos cortos para adultos, libros de cuentos . Escríbenos a:
cuentistasdegotiasan@gmail.com

(207) UN CIRCO INDÍGENA RESUCITA ESPECTÁCULO PREHISPÁNICO

www.elnuevoherald.com

AFP-Getty Images

BY MELINA ZURITA / AFP - TAJIN, MÉXICO

Los `maromeros zapotecos' saltan a la pista en medio de aplausos en lo que podría ser un circo de cualquier parte del mundo, pero la coordinadora del laboratorio de Acrobacia Indígena de México advierte que algunos actos que se presentan tienen hasta 2,000 años.


Este `circo indígena' que lleva tres años presentándose surgió en el complejo arqueológico de Tajín, en el este de México, como parte de una tarea de recuperación de las costumbres ancestrales.

“Es un experimento que aspira a reunir las disciplinas acrobáticas rituales en un mismo espacio, un sueño en la búsqueda por mantener nuestra identidad'', señala la coordinadora Chloé Campero.

Como en otros circos, hay acróbatas que caminan suspendidos en el aire y malabaristas que hacen flotar objetos con sus manos, pero también danzantes y hombres voladores, todos fruto del rescate de tradiciones de diversas culturas mexicanas.

Este espectáculo “conjuga lo tradicional de las costumbres religiosas con lo actual'' del circo, señala Campero. Algunas de las exhibiciones que hacen los acróbatas, por ejemplo, “se observan en costumbres prehispánicas que tienen una antigüedad que data de más de 2,000 años''.

Ramón Matías Eleuterio, de 40 años, que hace parte de los danzantes de `maromeros mekos tének', dice que los saltos que realizan tienen un significado sagrado y su práctica se transmite de padres a hijos.

Aprendió de su abuelo a los cinco años a caminar en dos manos. Los más ancianos de la comunidad incluso creían que estos actos ayudaban a sanar a los enfermos.

``Ser `meko' es una especie de manda (penitencia) que obliga a bailar siete años consecutivos'', señala Matías, mientras pinta su cara con el barro tradicional, que lo hace recordar que más que un espectáculo lo que va a hacer es un rito sagrado.

La idea del circo surgió hace ocho años, pero durante mucho tiempo sólo se presentaban los danzantes zapotecos.

Finalmente, hace tres años se consolidó un programa que reúne a los hombres voladores de la comunidad de Ojital; los toreadores totonacos de Mecatlán, los maromeros zapotecos, entre otros.

``Todos traen una riqueza de culturas, comparables a los Voladores de Papantla, declarados patrimonio intangible de la humanidad'', señala Campero sobre el ritual indígena de hombres que, amarrados a sogas, danzan con giros suspendidos de largo tronco, y que la UNESCO reconoció en el 2009.


0 comentarios: